Motivos para adentrarse en La Rueda del Tiempo

Por fin, por fin… la espera ha terminado.

El pasado mes de julio Amazon Prime Video nos sorprendió con el anuncio de la llegada de la serie de televisión que adapta La Rueda del Tiempo para este próximo mes de noviembre.

«El momento ha llegado» fue mi primer pensamiento cuando me enteré, porque aunque aún quedaban unos meses, la espera por ver una adaptación de una de mis sagas favoritas, tras tantos años de proyectos inacabados y falsas esperanzas, por fin llegaba a su fin.

Luego, a primeros de septiembre, se liberó el tráiler de la serie y se anunció la fecha concreta en la que tendríamos su estreno: el 19 de noviembre. Y por si fuera poco, ayer tuvimos un nuevo trailer.

Trailer oficial 

septiembre de 2021

Trailer oficial 

octubre de 2021

Además de varias imágenes mostrando la caracterización de personajes y vestuario, o pósteres, durante este mes de octubre pudimos ver un pequeño extracto perteneciente al primer capítulo con motivo de la celebración de la New York Comic Con. Aunque dejaré para la siguiente entrada el hablar de ello.

Antes de empezar con el post que nos toca hoy, quiero recordaros que a finales de 2019 y principios de 2020 (coincidiendo con la salida al mercado de la nueva edición de la saga por parte de la editorial Minotauro) os trajimos un artículo dividido en tres partes (parte 1, parte 2 y parte 3) en el que dábamos una pequeña introducción a la saga de la Rueda hablando del autor y de la obra, y donde abordamos varios puntos como son su desarrollo, su ambientación y su sistema de magia.

Si no los visteis en su momento, o no los recordáis, podéis aprovechar ahora para darles un vistazo antes de continuar aquí.

Lo mencionaré seguramente alguna que otra vez: tened en cuenta que lo que viene a continuación es obviamente mi opinión personal sobre la saga y por tanto su valoraciones subjetivas.

 

 

Breve repaso a la Rueda del Tiempo

En esencia, la saga de La Rueda del Tiempo nos cuenta la lucha ancestral entre el Bien y el Mal, el conflicto narrativo más extendido sin duda en la historia de la humanidad y que por tanto predomina dentro del género fantástico. El Señor de los Anillos o Star Wars son ejemplos claros de ello.

No obstante, al igual que pasa en muchas otras obras, la obra cumbre de Jordan no es solo la lucha eterna entre el Bien y el Mal. La Rueda del Tiempo es una historia rica en personajes (sí, quizás excesivamente rica en personajes) con sus diferentes desarrollos. En países con culturas y costumbres totalmente diferenciables entre sí (a veces con choques importantes entre culturas muy opuestas). En conflictos políticos. En variadas subtramas secundarias que se entretejen unas con otras además de con la trama principal… En definitiva, la historia de la Rueda es una historia compleja y, desde mi punto de vista obviamente, interesante.

Una historia que merece ser leída.

Llevo años leyendo críticas sobre esta saga diciendo que «es un pastiche moderno de El Señor de los Anillos».

A mi parecer, hay que tener presente en este caso que si bien el primer libro quizás pueda recordar a la obra de Tolkien en ciertos aspectos por su posible extrapolación, se tratan de guiños que el propio Robert Jordan reconoció en su día, ya que lo escribió con esa intención a modo de homenaje. Pese a que existen esos guiños, en mi opinión El Ojo del Mundo posee muchos más elementos que lo hacen ser un producto diferente. Sin mencionar además que a partir de La Gran Cacería, el segundo libro, la historia de la Rueda ya recorre claramente su propio sendero.

En cualquier caso, independientemente de que haya gente a la que la Rueda no le haya enganchado, tengan las razones que tengan, es un hecho innegable que se trata de una de las sagas más importantes de los últimos treinta años. Quizás no tanto en España, pero en otros países de Europa, y sobre todo en EEUU, se trata de una saga muy querida por el fandom.

Fue el apoyo de estos fans el que hizo que más de la mitad de los libros de la saga estuvieran en el número uno de los más vendidos del New York Times. Además, a fecha de 2017, se decía que la Rueda era la segunda saga de fantasía más vendida en el mundo, tras El Señor de los Anillos, con una estimación de 80 millones de copias.

Otro punto, en mi opinión, favorable es que se trata de una saga con la que gran mayoría de sus lectores creció. Algo similar a lo que años después representaron los libros de Harry Potter. Es más, no solo ha sido importante en la vida de mucha gente, sino que algunos autores más contemporáneos consideran la obra de Jordan como una de sus influencias. Brandon Sanderson es uno de esos autores, imagino que os sonará.

Por supuesto, esto no quiere decir que la Rueda sea una saga perfecta. Hay que tener en cuenta que el primer libro, El Ojo del Mundo, se publicó en 1990 y que Jordan estuvo escribiéndolo durante casi toda la década anterior. No tiene nada que ver entonces con libros y sagas que empezaron a escribirse a principios del 2000 y menos con aquellos que se han publicado en los últimos diez años. Las estructuras y los ritmos han variado, así como los gustos generales del público que va a consumir esas historias.

No obstante, podría decirse que la saga de La Rueda del Tiempo es una de las pocas obras que pueden considerarse como un puente entre la narrativa fantástica que se escribía antes de los 90 y la que empezó a surgir con la entrada del nuevo milenio.

Cinco aspectos destacables de La Rueda del Tiempo

¿Qué es lo que más me gustó  de esta saga? Son varias cosas, así que vamos con ellas:

La lucha entre el Bien y el Mal

El primer aspecto que me gusta de la Rueda es esa esencia de la que hablaba antes y sobre la que se va desarrollando la historia. Esa lucha entre el Bien y el Mal, o la Luz y la Oscuridad, es el «gancho» que ha funcionado siempre conmigo (spoiler: dudo mucho que eso vaya a cambiar). Como lector, esa premisa ya me da entender que en esa historia me aguardan aventuras y momentos de «epicidad».

Y si algo tiene la Rueda, es «epicidad» para regalar.

Resulta obvio que en la saga también está presente el «Viaje del Héroe». No obstante, Jordan abandona el clásico enfoque lineal del mismo haciéndolo más accidentado, más complejo.

La ambientación

En el punto segundo tenemos la ambientación… o worldbuilding, como nos gusta decir estos últimos años utilizando el término anglosajón.

La ambientación de la obra magna de Jordan es extensa. Abrumadora, mejor dicho. Cada cultura, como decía arriba, es perfectamente identificable y distinguible del resto. Pocas obras de fantasía pueden presumir de esto (y menos en la época en la que se publicaba la saga).

Los personajes

Los personajes serían el tercer punto. Sí, es cierto, hay autores posteriores a Jordan y más modernos que han sabido desarrollar sus personajes con mayor acierto, pero eso no significa que Jordan los hiciera mal, que fueran planos.

Quizás si que se pueda decir que la Rueda peca de tener demasiados personajes secundarios pero tanto sus tramas como su desarrollo tienen cierta relevancia para la historia general. Así mismo, cuenta con un buen número de personajes principales, sin contar a nuestros tres protagonistas (Rand, Mat y Perrin), tenemos a Egwene, Nynaeve, Lan, Moiraine, Aviendha, Min o Thom entre otros.

Sin duda la Rueda cuenta con muchos personajes a los que hay que tener en cuenta y seguir su pista, pero en mi opinión cada uno está bien definido: cada uno cuenta con una identidad y unas motivaciones que los hacen únicos.

Podrán caer mejor o peor, o podremos empatizar con sus motivaciones en mayor o menor medida, pero ninguno de ellos es plano.

La magia

En cuarta posición de lo que considero interesante está su sistema de magia: El Poder Único.

Si nos guiamos por las «Leyes de la Magia», que hace unos años estableció Sanderson, así como por la categorización entre sistemas de magia suaves y duros, en la Rueda nos encontramos con un sistema de magia duro. Es cierto que tras veinte o treinta años han surgido otros autores que han creado sistemas de magia más «duros» que la Rueda (Sanderson entre ellos) pero eso no hace del Poder Único un sistema blando.

No obstante, lo que tuvo importancia en su momento y lo que personalmente a mí como lector me atrapó, fue que en la época en la que apareció la Rueda no existía ningún otro libro, o saga de fantasía, con un sistema de magia tan elaborado y que contaba  con sus reglas, sus pros y sus contras.

Las curiosidades

Para terminar, en quinto y último lugar, están los «easter eggs», las curiosidades.

La Rueda del Tiempo es un paraíso repleto de guiños, ya sean hacia otras sagas, hacia culturas del mundo real o a leyendas y mitología.

Tenemos guiños a los Mitos Artúricos y a deidades de diferentes panteones del mundo. Al Señor de los Anillos con esas pinceladas que hay en el primer libro, y a Dune. Guiños a culturas asiáticas, a los indígenas americanos o a los zulúes. «Easter eggs» que me sacaron una sonrisa cada vez que los descubría y al tiempo hacían más disfrutable mi lectura de la saga.

Si eres una persona a la que ese tipo de detalles le entusiasman entonces es un aspecto de la saga que vas a disfrutar de lo lindo.

Con esto, creo, podemos dar casi por concluido este primer post de la segunda ronda «ruedil».

Resumiendo

Como resumen de lo dicho, quizás podría dejarlo así:

«La Rueda del Tiempo es una historia del eterno conflicto entre el Bien y el Mal que se desarrolla en un mundo ricamente detallado, con personajes bien caracterizados que evolucionan a medida que se van definiendo sus identidades, van encontrando sus motivaciones y se enfrentan sus propios desafíos mientras intentan evitar que el mundo que conocen sea destruido».

En la próxima entrada hablaré de la adaptación a serie de televisión por parte de Amazon. Haré un recopilatorio tanto de la información como de las imágenes que tenemos disponibles, así como dar mi opinión sobre los actores escogidos de los que tenemos conocimiento y lo que espero de la serie.

Nos vemos en la siguiente.

Tai’shar Cosmere.

Friki, padre, intento de informático reciclado, diseñador gráfico obsoleto… Empezó como aficionado al género fantástico hace casi treinta años y desde entonces no ha parado. Durante años participó como colaborador y moderador en la extinta web los Espejos de la Rueda (dedicada al fallecido escritor Robert Jordan, de la Rueda del Tiempo) y desde hace dos o tres administra junto a otros locos obsesos de Sanderson y el Cosmere el grupo de facebook oficial de Brandon Sanderson España…. Y desde hace unos meses con el proyecto que supone la web de Cosmere. A parte de la literatura fantástica emplea su tiempo de ocio en cómics, series y videojuegos (sobretodo mmorpgs) y cuando las musas quieren, en dibujar y escribir. “¡Un saludo cosmeritas! y espero que nos ayudéis a hacer crecer esta web”. Cosmerepedia andante, Señor de la Rueda, redactor, y moderador de los foros.

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN!

¡Al día con todo lo relacionado con Brandon y el Cosmere!

[sibwp_form id=1]

Recibirás un correo de confirmación. Por favor revisa tu bandeja de spam en caso de que no te llegue.

ESTA WEB UTILIZA COOKIES PARA OFRECERTE LA MEJOR EXPERIENCIA