Especial La Rueda del Tiempo (II): El mundo de la Rueda

Así como la semana pasada os hablaba un poco sobre Robert Jordan, la obra que dejó escrita, y unas pinceladas sobre La rueda del tiempo y su impacto en la literatura fantástica, hoy me gustaría hablaros un poco sobre las ediciones españolas y sobre el mundo donde se desarrolla tan maravillosa saga.

Aprovecho la ocasión para recordaros que Minotauro acaba de publicar la segunda entrega de la nueva edición totalmente fiel a la versión americana, La gran cacería, ya está a vuestra disposición en vuestra librería favorita.

Publicación en castellano

Lo cierto es que el estreno de la saga en España tras su publicación en Estados Unidos no se hizo de rogar: El Ojo del Mundo salió en inglés a principios de 1990 y ese mismo año el sello Timun Mas lo sacaba traducido al castellano.

El Despertar de los Héroes (como se publicó The Great Hunt) y El Dragón Renacido tuvieron la misma rapidez en salir con respecto a los originales: 1990-1991 y 1991-1993, respectivamente. Sin embargo, aunque The Shadow Rising salió en 1992, su traducción se demoraría hasta 1998, año en el que comenzaría el segundo formato, rústica con solapas, abandonando el cartoné con sobrecubierta de los tres primeros libros. Pero aunque la Rueda había vuelto, el fandom en castellano sufrió un pequeño revés cuando Timun Mas decidió dividir cada tomo en dos, empezando precisamente por The Shadow Rising. No fue hasta 2007 cuando sacaron Cuchillo de Sueños (Knife of Dreams) que retornaron a la tapa dura, con portada negra, y a publicar el tomo original íntegro.

A nivel de traducción la saga sufrió también un cambio, siendo Dolors Gallart la traductora encargada de los tres primeros libros y Mila López la que cogió el relevo a partir del cuarto.

Como sabréis si nos habéis ido leyendo, la edición actual de Minotauro será fiel al número de volúmenes originales.

The Great Hunt, by Kekai Kotaki

Desarrollo

La semana pasada mencioné que Jordan escribió varias novelas de la franquicia de Conan el Bárbaro durante el principio de los 80s. Gracias al éxito que cosecharon, en 1984 le propuso a Tom Doherty (director de Tor Books), una idea para una serie de fantasía épica de tres libros de extensión. A Doherty le gustó la idea, y sabiendo que Jordan tenía tendencia a escribir cosas largas, le hizo un contrato para séis libros solo por si acaso. Jordan se puso entonces a escribir la novela que se convertiría en el Ojo del Mundo.

Pero el libro pronto se mostró como algo extremadamente difícil de escribir, y tanto los personajes como las tramas cambiaron considerablemente durante el proceso de escritura. En su origen la serie se centraba en un hombre viejo que descubría tarde en la vida que era el “elegido” destinado a salvar el mundo. No obstante, Jordan decidió deliberadamente que los personajes fueran más jóvenes e inexpertos pues quería darle un tono y estilo cercano a la Compañía del Anillo de JRR Tolkien.

Una vez llegó a esta decisión, la escritura se volvió mucho más sencilla y Jordan completaba el segundo libro, The Great Hunt, casi al mismo tiempo que se publicaba el primer libro. Y Tom Doherty tras leer El Ojo del Mundo, el cual disfrutó muchísimo, declaró que sería la serie de fantasía más importante tras Tolkien, tomando incluso la nada precedente iniciativa de enviar copias gratuitas a cada librería de los Estados Unidos para generar interés. Las ediciones impresas en tapa dura y tapa blanda vendieron su tirada inicial de 40.000 unidades, cifra que se duplicó al publicarse la segunda novela apenas ocho meses después, lo que generó más interés en la primera entrega.

Durante los siguientes años Jordan escribió a tiempo completo a una velocidad de vértigo hasta que completó el séptimo tomo, A Crown of Swords, bajando el ritmo a partir de ese momento y sacando un libro cada dos años. Cuando se tomó un tiempo de relax para escribir la precuela New Spring cierto sector del fandom protestó, así que aparcó toda idea de embarcarse en más precuelas hasta que no hubiera acabado los dos últimos libros de la saga.

Towers of Midnight Art, by Jason Denzel

¿De qué trata La rueda del tiempo?

La saga toma numerosos elementos de mitologías europeas y asiáticas, así como la naturaleza cíclica del tiempo que podemos encontrar en el Budismo y el Hinduismo. Los conceptos metafóricos de dualidad y equilibrio, y respeto hacia la naturaliza propios del Taoísmo, y una fuerte influencia de conceptos cristianos como el Creador y Shai’tan, el Oscuro (nota: Shaitan es una palabra de origen árabe que pueden asociarse al Diablo). Además de otras influencias inspiradas en culturas de los indios americanos y los zulúes, la Rueda posee cierta inspiración de Guerra y Paz de Leo Tolstoy.

Siendo muy escuetos y sintetizando mucho, la base de la Rueda es la base de la alta fantasía al uso: El Bien contra el Mal. El Creador (La Luz) y aquellos que le siguen, contra el Oscuro y sus siervos.

La saga se desarrolla en un mundo que, dado el concepto cíclico de la Rueda del Tiempo es al mismo tiempo un pasado lejano y un futuro distante de la Tierra. Mientras la época de la Era de la Leyenda podría considerarse similar o en un futuro cercano a nuestra época, los eventos de la serie son más similares a la época medieval que (dependiendo del reino) tiene un sabor a culturas de nuestro pasado aderezado con guiños a figuras y eventos de la mitología de diversa índole.

La serie empieza tres mil años después de un evento conocido como “El Desmembramiento del Mundo”, el cataclismo que terminó con la Era de la Leyenda, una edad de tremendo avance tecnológico, científico y de investigación. A medida que va avanzando la historia podemos observar que la tecnología e instituciones del mundo tienen su comparación con épocas como el Renacimiento pero con una mayor igualdad para las mujeres (algunas culturas son de hecho matriarcales), e incluso a medida que avanza la serie somos testigos de avances similares a los de la Revolución Industrial.

Mapa del Campo de Emond, Baerlon  y Dos Ríos

Sinopsis del Ojo del Mundo:

“La vida de Rand Al’Thor y sus amigos en Campo de Emond ha resultado bastante monótona hasta que una joven misteriosa llega al pueblo. Moraine, una maga capaz de encauzar el Poder Único, anuncia el despertar de una terrible amenaza.

Esa misma noche, el pueblo se ve atacado por espantosos trollocs sedientos de sangre, unas bestias semihumanas que hasta entonces se habían considerado una leyenda. Mientras Campo de Emond soporta la ofensiva, Moraine y su guardián ayudan a Rand y a sus amigos a escapar.”

O:

“La Rueda del Tiempo gira y las Eras vienen y pasan, dejando recuerdos que devienen en leyenda. La Leyenda se convierte en mito e incluso el mito es largo tiempo olvidado cuando la Era que lo vio nacer vuelve de nuevo.

Más una verdad permanece, y lo que olvidan los hombres mortales, las Aes Sedai no…

Lo que fue, lo que será, y lo que es aún puede caer bajo la Sombra.”

Siendo como es una obra tan extensa, la Rueda cuenta con un elenco de personajes tremendo. Tres son los protagonistas principales, Rand al’Thor, Perrin Aybara y Matrim Cauthon pero existen una importante ristra de personajes secundarios dentro de los cuales un buen número podrían considerarse principales también: Moiraine Damodred, Tom Merrylin, Egwene al’Vere, Nynaeve al’Meara, Elayne Trakand, Aviendha… Todos con sus propios arcos y cometidos que no mencionaré para dejaros el placer de descubrirlo por vuestra cuenta.

El mundo propiamente dicho en el que se desarrolla la historia es amplio, centrándose en un continente principal, aunque a medida que avancemos aparecerán elementos provenientes de otras tierras allende de los océanos.

La raza predominante es la humana, aunque existen otras como los ogier, con quienes conviven los humanos desde hace miles de años. Los Esbirros de la Sombra son diferentes tipos de criaturas que veremos desfilar por las páginas, siendo los trollocs los más numerosos. Los humanos se dividen en diferentes reinos y culturas (lo que resulta algo habitual en las historias de fantasía), pero todos son absolutamente reconocibles y diferenciables entre sí. Ya sea un adorno en el cabello, o la manera de recoger el mismo, o un modo concreto de vestir, Jordan nos muestra que los pequeños detalles que definen a un grupo a menudo se pasan desapercibidos en las historias de este género y él los usa de manera, a mi parecer, magistral para dotar de identidad propia a domani, arafelinos, ebudarianos o cairhienos, por mencionar unos pocos de los pueblos.

Mapa del mundo de La Ruedao del Tiempo (en inglés)

El mundo de la Rueda

El mundo en el que se desarrolla podría considerarse que es relativamente pequeño ya que la historia se centra principalmente en las Tierras del Oeste, una extensión de terreno más o menos del tamaño de Europa. Las Tierras del Oeste forman parte del “continente principal” y limitan al oeste que el océano Aryth (Aricio en la traducción) y al este con el Espinazo del Dragón, una cadena montañosa que recorre de norte a sur el continente.

Al otro lado se encuentra el Yermo Aiel, hogar de un pueblo tan belicoso como misterioso para los habitantes de las Tierras del Oeste. Se trata de una tierra yerma casi en su totalidad, donde el agua y la sombra son bienes de tremendo valor. Los Riscos del Alba y la Gran Falla separan el Yermo Aiel de la lejana tierra de Shara.

Los diferentes reinos de las Tierras del Oeste

Existen otras dos masas de tierra, dejando a parte de las Islas de los Marinos:  la Tierra de los Hombres Locos y el continente Seanchan.

La Tierra de los Hombres locos se encuentra hacia el sur del continente principal y ya os anticipo que no tiene relevancia en la historia. Se trata de una tierra que nunca se recuperó tras el Desmembramiento del Mundo, con muchos volcanes activos y un lugar en el que hombres y mujeres que esgrimen el Poder Único operan sin control.

Por otro lado el continente Seanchan se encuentra separado del continente principal por el océano Aricio en el este y el océano Morenal en el oeste. Seanchan SÍ tiene un papel relevante en la historia, y no voy a entrar en spoilers pero puedo asegurar que cuando leáis sobre Seanchan, o mejor dicho sobre los seanchan, coincidiréis conmigo en que es la cultura más interesante en la Rueda.  Dejaré que Jordan os cuente el resto.

Continente Seanchan

 

Finalmente, como detalle voy a mencionar que existe otro mapa perteneciente al pasado de las Tierras del Oeste, y que refleja las naciones que formaron el Pacto, una alianza de cooperación sobre todo de cara a combatir la Sombra y la Llaga. Dicho pacto estaba formado por las naciones que surgieron tras el Desmembramiento y se conocía como las Diez Naciones. ¿Acaso tenemos aquí otra posible influencia en la obra de Sanderson, el Archivo de las Tormentas, y un homenaje en los Reinos Plateados?

Las Diez Naciones

Espero que hayáis disfrutado con esta entrega. La próxima semana descubriremos el interesante sistema de magia que puebla las páginas de esta magnífica saga.

About Author

Friki, padre, intento de informático reciclado, diseñador gráfico obsoleto… Empezó como aficionado al género fantástico hace casi treinta años y desde entonces no ha parado. Durante años participó como colaborador y moderador en la extinta web los Espejos de la Rueda (dedicada al fallecido escritor Robert Jordan, de la Rueda del Tiempo) y desde hace dos o tres administra junto a otros locos obsesos de Sanderson y el Cosmere el grupo de facebook oficial de Brandon Sanderson España…. Y desde hace unos meses con el proyecto que supone la web de Cosmere. A parte de la literatura fantástica emplea su tiempo de ocio en cómics, series y videojuegos (sobretodo mmorpgs) y cuando las musas quieren, en dibujar y escribir. “¡Un saludo cosmeritas! y espero que nos ayudéis a hacer crecer esta web”. Cosmerepedia andante, Señor de la Rueda, redactor, y moderador de los foros.

Leave A Reply