Especial La Rueda del Tiempo (I): La obra de Robert Jordan e introducción a la Rueda

A veces, hablar de una saga que te ha marcado tanto a nivel personal, que ha representado una parte significante de tu vida y que en definitiva es especial para ti, puede llegar a plantearse una tarea tan excitante como aterradora. Este ha sido mi caso, por supuesto.

De una manera u otra, creo que la Rueda del Tiempo es una saga de las que, aunque no lleves mucho tiempo leyendo novelas del género fantástico, como poco os va a sonar el nombre. Y si no es así, sabed que a día de hoy cuenta con una serie televisiva en producción por parte de Amazon Studios y una reedición de la mano Minotauro de los libros en castellano, cuya primera entrega, El Ojo del Mundo, ya en la calle y estando planificada la salida de La Gran Cacería el 19 de noviembre. portadas originales de los libros de la saga de la mano de Tor Books.

Nueva edición Minotauro

Robert Jordan

El Autor

Bajo el pseudónimo de Robert Jordan se escondía James Oliver Rigney Jr., nacido en Octubre de 1948 en Charleston, Carolina del Sur. Entre los años 1968 y 1970 James sirvió en la Guerra de Vietnam como artillero en un helicóptero del Ejército de los Estados Unidos, y en aquel conflicto fue condecorado con la Cruz de Vuelo Distinguido, una Estrella de Bronce y dos Cruces Vietnamitas al Valor. Tras su vuelta de Vietnam asistió a La Ciudadela, donde se licenció en física: tras graduarse fue contratado por la Marina de los Estados Unidos como ingeniero nuclear.

Jordan era un apasionado de la historia, y disfrutaba pescar, cazar, navegar, el ajedrez, el póker, coleccionar pipas y el billar americano. Como veis tenía un buen número de aficiones en su vida. También era religioso (se definía como Episcopaliano de la Alta Iglesia) e iba a recibir la comunión más de una vez a la semana. Vivió junto a su mujer, Harriet McDougal, en una casa construida en 1797. Harriet trabajó como editora literaria de su propio marido, editora de otros muchos escritores conocidos y como directora editorial para Tor Books antes de retirarse casi por completo de dichas labores. Aunque de vez en cuando ha participado en alguna edición, como por ejemplo con El Camino de Reyes de Brandon Sanderson. 

La carrera de Jordan, que había despegado de manera desorbitada cuando empezó a publicar la Rueda del Tiempo (la mayoría, sino todos, de los libros de la saga fueron bestselling en el New York Times cada vez que salían) y que ya empezaba a pensar y a desarrollar su siguiente saga una vez la acabase, se vio truncada de manera drástica cuando a principios de 2006 le diagnosticaron una amiloidosis cardíaca y un futuro nada halagüeño:  que incluso con tratamiento su esperanza de vida podrían ser cuatro años. Jordan, optimista, manifestó que su intención era vencer las estadísticas. A Través de su blog dragonmount animaba a sus fans a no preocuparse por él y anunció que su intención era tener una vida larga y creativa.

Recibió tratamiento de quimioterapia e incluso se apuntó para probar un medicamento que había sido aprobado para múltiples mielomas pero no había sido probado con la amiloidosis.

Por desgracia, Jordan murió el 16 de septiembre de 2007.

Pero hablemos de cosas más felices, como es su legado, la bibliografía que salió de la mano de Jordan.

Fue autor de varias novelas de la franquicia de Conan el Bárbaro y durante muchos años han sido bastante apreciadas por el fandom del cimmerio. Entre ellas la novelización de la película de Conan el Destructor.

Los muchos nombres de Robert Jordan

A lo largo de su vida, Jordan utilizó diferentes pseudónimos para publicar obras de los más diversos estilos. Bajo el nombre de Reagan O’Neal escribió The Fallon series, ficción histórica. Cheyenne Raiders, un western, como Jackson O’Reilly. Y una crítica sobre una función de baile, haciendo uso del nombre Chang Lung. Además, se rumorea que escribió un libro por encargo, un thriller internacional, que salió bajo el nombre de otro autor conocido.

Warrior of the Altaii

Antes de pasar a hablar un poco por encima de la Rueda, dejadme que os hable de sus dos obras no publicadas, aunque una de ellas acaba de salir a la luz hace poco en Estados Unidos.

Bajo este título, Warriors of the Altaii, nos encontramos ante la primera novela que escribió Jordan pero que ha permanecido más de cuarenta años esperando a ser publicada. Según se cuenta, Jordan tardó trece días en escribirla y tiene una extensión de casi cien mil palabras. DAW Books realizó una oferta por ella pero la retiró cuando Jordan pidió un pequeño cambio en el contrato relacionado con los derechos subsidiarios.

Desde entonces, los derechos para la publicación de este libro fueron pasando por diferentes manos, y podríamos decir que este fue el principio de la relación entre Robert y Harriet.

A mediados de los 70 hubo un intento con el sello editorial Ace Books, donde Harriet (la viuda de Jordan) era Directora Editorial. En aquel entonces, Tom Doherty contrató a Jim Baen para trabajar a sus órdenes. Lamentablemente, Baen no tenía una impresión muy favorable de la literatura fantástico, y compró Warriors of the Altaii como una novela de ciencia ficción.

En 1980, Tom Doherty abandonó Ace Books para fundar su propio sello, Tor Books, seguido de Jim Baen. Tras su marcha a Tor, Susan Allison (su sustituta), revirtió los derechos de la novela a Jordan.

Movida por circunstancias personales, Harriet (quien todavía trabajaba para Ace Books), abandonó Nueva York y regresó a su Charleston natal, donde empezó su propia imprenta, Pophan Press. Allí  conoció a Jordan y publicó su primera novela en el mercado, The Fallon Blood. Warriors of the Altaii quedó olvidada hasta este año cuando Tor Books finalmente la sacó al mercado el pasado 8 de octubre. Os dejo la sinopsis:

“Acercaos y escuchad, o en cualquier momento será el final.

Las pozas de agua de la Llanura están secándose, los temibles colmicuernos crecen en número, y los malos presagios abundan. Wulfgar, líder del pueblo Altaii, debe lidiar con dos reinas, señores de la guerra, profetas y magia con la esperanza de proteger a su pueblo y asegurar su futuro. Elspeth, una visitante de otro mundo, tiene las respuestas, pero primero Wulfgar debe aprender a realizar las preguntas correctas.

¿Pero qué ocurre si el conocimiento que puede salvar a los Altaii también podría destruirlos?”

Quizás no se trate de una obra de tanta envergadura a nivel de trama, mundo y personajes como lo fue La Rueda, pero por lo que he podido leer en comentarios sobre el libro en Goodreads, parece que nos encontraremos con una historia de espada y brujería con toques que podríamos llamar “proto-ruedadeltiempo” y que posteriormente aprovechó y desarrolló para la obra de su vida.

Infinite of Heaven

Su otra obra no publicada entra también dentro del género de la fantasía, bajo el nombre de Inifite of Heaven, e iba a embarcarse en ella tras acabar la Rueda del tiempo. Lo poco que sabemos es que se trababa de una serie con toque similar a la novela Shogun, y que trataba sobre un hombre en sus treinta que naufragaba en una cultura desconocida, muy similar a la cultura Seanchan de la Rueda del Tiempo. Tenía pensado que fuera una serie más corta que la Rueda, aproximadamente unos seis libros divididos en dos trilogías.

Por otro lado, entre sus planes estaba el escribir varios libros dentro del mundo de la Rueda, algunas precuelas y libros paralelos.

Una grandísima pena que nunca lleguemos a leer ni estas últimas ni Infinity of Heaven.

La Rueda del Tiempo (The Wheel of Time)

Como ya he mencionado la Rueda del Tiempo es y será la obra magna de Jordan. Su legado a la literatura fantástica que durante años le convirtió en uno de los autores de fantasía más reconocidos y leídos de EEUU, y posiblemente del resto del mundo, de su época.

Se trata de una obra de alta fantasía, aunque me atrevería a afirmar que si bien eso es correcto, en su origen la Rueda representa mucho más que esa etiqueta. Pero ya trataremos eso a su debido tiempo, en la siguiente entrega de este especial.

Originalmente Jordan tenía pensado escribir un total de seis libros pero, como le ha ocurrido a otros autores, la serie acabó por abarcar un total de catorce novelas, dos guías y una precuela. Empezó a escribir ol primer libro,  El Ojo del Mundo (The Eye of the World), en 1980 y acabó siendo publicado en 1990.

Como ya hemos hablado, a Jordan se le diagnosticó una enfermedad mortal mientras trabajaba en el que iba a ser el tomo doce y último de la saga. Aunque recibió los tratamientos pertinentes, llegó un momento en el que el cansancio y el dolor provocados por la enfermedad le impedían continuar escribiendo, así que dedicó el resto del tiempo que le quedaba a confeccionar el suficiente material, notas y extractos de capítulos, para que otro autor pudiese completar el libro tal y cómo él deseaba. Brandon Sanderson fue el elegido para desempeñar esta labor, pero mientras realizaba el proceso de escritura, Sanderson, Harriet y Tor decidieron que el libro acabaría siendo demasiado extenso como poder publicarlo en un único tomo, por lo que acordaron dividirlo en tres. Tres hermosos libros de más de setecientas páginas: The Gathering Storm (La tormenta) en 2009, Towers of Midnight  (Torres de Medianoche) en 2010 y A Memory of Light (Un recuerdo de luz) en 2013.

En 2004, tras haber publicado diez tomos ya, salió la primera y única precuela: New Spring (Nueva Primavera), cuyos sucesos se desarrollan unos veinte años antes del primer libro.

A parte de su extensa longitud, la Rueda del Tiempo es apreciada por un mundo detallado, con un gran elenco de personajes con mayor o menor influencia en la trama, y un sistema de magia bien desarrollado y reglado, que era poco habitual ver hasta ese momento en el panorama fantástico. Ocho de los catorce libros ocuparon el primer puesto en la lista de los más vendidos del New York Times y tras su finalización la saga fue nominada a los premios Hugo. 

Puesto que hablar del mundo y personajes lo dejaremos para otra entrega, comentaros que aunque el total de libros de la serie es de catorce, estos se pueden dividir perfectamente en varios arcos determinados por ciertos eventos relevantes para la historia general, que son puntos de inflexión en la misma.

Así pues, tendríamos que:

  • El Ojo del Mundo, La Gran Cacería y El Dragón Renacido comprenderían el primer arco interno.
  • El Aumento de la Sombra, El Cielo en Llamas y El Señor del Caos el segundo.
  • La Corona de Espadas, El Camino de Dagas y El Corazón del Invierno el tercero.
  • Encrucijada en el Crepúsculo, Cuchillo de Sueños, La Tormenta, Torres de Medianoche y Un Recuerdo de Luz el cuarto y último bloque.

No voy a abrumaros con más detalles técnicos, pero para que veáis el tremendo volumen de la obra que tratamos, toda la Rueda suma casi cuatro millones y medio de palabras escritas. 

Como dato adicional, me gustaría mencionar que todas las ilustraciones de las portadas, salvo la última, Un recuerdo de luz, fueron realizadas por el artista Darrell K. Sweet, quien lamentablemente falleció en 2011, dejando sin acabar la ilustración definitiva para el libro. El artista que se encargó de dar vida a la portada fue Michael Whelan, a quien ya conocéis por sus portadas de El camino de los reyes, Palabras radiantes y Juramentada. Os dejamos a continuación una galería para que podáis disfrutar del arte completo de las portadas de La rueda del tiempo que realizó Darrell, así como su para la ilustración que no pudo terminar.

La rueda del tiempo a través de los medios

En 2017 el editor francés de Jordan dijo que la Rueda había vendido sobre los ochenta millones de copias en todo el mundo, siendo una de las saga de fantasía más vendidas tras el Señor de los Anillos. Su popularidad ha generado también otros productos relacionados como un videojuego, un juego de rol y una banda sonora.

Además, tanto New Spring (Nueva primavera) como The Eye of the World (El ojo del mundo) fueron adaptadas al comic. La primera novela fue adaptada en ocho números por Dabel Brothers, y la segunda quedó a cargo de Dynamite (quienes también han adaptado Arena Blanca, de Sanderson) y que salió a la luz en 36 entregas.

Y por si todo esto os parece poco, en 2017 se anunció que Sony Pictures adaptaría la saga a la televisión, y en 2018 Amazon se unió a Sony como co-productora y al proyecto se le dio luz verde, pero ya hablaremos de eso más adelante.

About Author

Friki, padre, intento de informático reciclado, diseñador gráfico obsoleto… Empezó como aficionado al género fantástico hace casi treinta años y desde entonces no ha parado. Durante años participó como colaborador y moderador en la extinta web los Espejos de la Rueda (dedicada al fallecido escritor Robert Jordan, de la Rueda del Tiempo) y desde hace dos o tres administra junto a otros locos obsesos de Sanderson y el Cosmere el grupo de facebook oficial de Brandon Sanderson España…. Y desde hace unos meses con el proyecto que supone la web de Cosmere. A parte de la literatura fantástica emplea su tiempo de ocio en cómics, series y videojuegos (sobretodo mmorpgs) y cuando las musas quieren, en dibujar y escribir. “¡Un saludo cosmeritas! y espero que nos ayudéis a hacer crecer esta web”. Cosmerepedia andante, Señor de la Rueda, redactor, y moderador de los foros.

Leave A Reply