Excusas para escribir: La creación de mundos y el 1% mágico

Esta semana, en la nueva entrega de Excusas para Escribir, tenemos una de las sesiones comodín que Brandon había mencionado al principio. Gracias a ella, nos vamos a sumergir en la creación de  mundos, y además, descubriremos la saga del escritor Max Gladstone, The Craft Sequence, con una premisa tan brutal, ¡que yo no he podido resistirme a ir corriendo a buscar los libros! Lamentablemente, solo están disponibles en inglés, pero quien se quiera aventurar, creo que va a disfrutar mucho de la lectura. Más información en el resto de la entrada.

Y ahora, hablemos de la creación de mundos. Normalmente, gira en torno a un reducido número de personajes que se hallan en el centro de la historia, lo que Brandon denomina el 1% mágico. Son aquellas personas a quienes les suceden cosas casi predestinadas y extraordinarias. Tan extraordinarias y fuera del alcance del ser humano común, que a veces al lector le cuesta empatizar con esos personajes.

Es frecuente que ese tipo de historias se desarrollen según lo que se conoce como el monomito, el viaje del héroe. En este tipo de narraciones, tenemos una persona normal que, empujada por un desencadenante, abandona su mundo ordinario y se embarca en una aventura. En ella, se topará con un personaje que actuará como mentor, ayudándola a crecer como individuo, para luego enfrentarse a una serie de retos y peligrosos enemigos. En algún momento determinado de su búsqueda personal, el protagonista sufrirá una gran pérdida, a la cual tendrá que sobreponerse si quiere conseguir su meta, y finalmente; tras recuperar su fuerza, se enfrentará al enemigo, vencerá, y regresará al mundo ordinario, ya convertido en un héroe.

Hay muchísimos ejemplos de ello. Durante esta sesión podremos pensar en algunos. Por mi parte, yo aportaría el ejemplo de Sarah, de la película Dentro del Laberinto (podéis ver el ejemplo esquemático de su viaje del héroe en la página 21 de este archivo), o Tristan Thorne, el personaje principal de Stardust, la involvidable novela de Neil Gaiman.

Otra forma de crear el mundo es convirtiendo la historia en inclusiva: ¿cómo reaccionan las personas que no tienen poderes especiales, cómo interactuan con ese mundo? ¿qué pasa cuando esas dos formas de percibir la realidad se cruzan, o entrechocan?

¡Vamos a averiguarlo!

Excusas para Escribir 10.6: La creación de mundos me rodea (“El 1% mágico”)

Puntos clave:

  • Ten en cuenta que, en ocasiones, la creación de mundo sitúa un pequeño grupo en el centro. ¡Estudia las posibilidades dramáticas y los conflictos para los personajes que son ajenos a ese grupo!
  • Incluye en tu mundo 1% mágico, y el 99% no-mágico. Observa qué sucede en las intersecciones de los grandes eventos. Este es un terreno fértil para el humor, para reírse de los tropos. En el momento en que un personaje secundario conoce al caballero Jedi, hay dos caminos… Tal vez, en realidad, NO soy el héroe de mi propia historia. O, no, SOY el héroe de mi propia historia.

N.T.

Se denomina tropo al empleo de las palabras en sentido distinto del que propiamente les corresponde, pero que tienen con éste alguna semejanza o relación. Logran resaltar lo que se quiere expresar, y dan a entender un concepto con otro. Por la forma y estructura que manejan, los tropos son de uso constante en la escritura de cuentos, novelas o ensayos.

[plegar]

  • Cuando un mundo se construye en torno al 1% mágico, contemplar al resto de personas te ofrece un mundo más enriquecido, y un mayor potencial para los conflictos.
  • Necesitas personas comunes para que nos sintamos identificados. A menudo, las estructuras de cuentos de hadas se valen de ello, la persona corriente que se topa de bruces con el mundo mágico. Piensa en Samsagaz Gamyi, Hansel y Gretel, y John McClane… y lanza a tu personaje corriente al desnudo, a enfrentarse a lo desconocido.

Mary: Temporada 10, Episodio 6

Brandon: Esto es Excusas para Escribir, La creación de mundos me rodea.

Mary: 15 minutos de duración.

Howard: Porque tienes prisa.

Dan: Y nosotros no somos tan listos.

Brandon: Soy Brandon.

Mary: Soy Mary.

Howard: Soy Howard.

Dan: Y yo soy Dan.

Brandon: Y tenemos un invitado especial, Max Gladstone.

Max: Hola. Encantado de estar aquí.

Brandon: Gracias por venir: Max, preséntate a nuestros oyentes, y háblanos un poco de tus libros.

Max: Hola, Soy Max. Creo que Brandon lo acaba de mencionar.

*Risas*

Max: Escribo libros, las novelas de Craft Sequence’s, hasta el momento Three Parts Dead, Two Serpents Rise, and Full Fathom Five, que se enmarcan en una especie de mundo de fantasía post-industrial, donde los dioses mantienen comités de accionistas, y magos con trajes a rayas, y magia corporativa que se juega a escala intercontinental.

Brandon: Impresionante. Bien, tú has introducido el tema de la construcción de mundos me rodea. Cuéntanos a qué te refieres.

Max: Bien, me resultan muy interesantes los universos de fantasía y ciencia ficción, en los que puedes darte cuenta de que la construcción del mundo se focaliza en un grupo pequeño de personajes en su centro, en el eje. Star Wars es un gran ejemplo de ello. Los Jedis se encuentran de alguna manera en el centro de todo, especialmente en la trilogía original. Si no eres un Jedi, estás un poco en la periferia. Todo gira alrededor de Luke, y del Emperador, y de Darth Vader. Y bueno, podía dar mucho miedo vivir en un mundo en el que no eres el héroe, donde no eres la persona… Una de las siete personas en el universo que tienen un destino. A su vez, existen todo tipo de posibilidades dramáticas interesantes que surgen al enfocarse en los personajes que no son realmente el centro del universo. Creo que esa es una de las cosas que aporta Han Solo a la primera saga de películas de Star Wars. Él es una persona ajena al destino épico. Es libre para ser un poquito más interesante.

Brandon: Correcto. ¿Dirías que esto es un punto débil que la gente debería tener en cuenta más, o es más bien algo de lo que ser consciente cuando estás escribiendo, o qué?

Max: Diría que es una característica del entorno, en especial del entorno de la fantasía épica. La gente suele trabajar en una especie de espacio del monomito Campbelliano, cierto, en el que tienes a la persona que abandona la ciudad, se tropieza con el guardián del umbral, cae al abismo y encuentra el Vellocino Dorado /Grial / Amuleto mágico, y vuelve a casa para encontrar… Si te estás  en esa rueda, estás involucrado… Podrías estar construyendo de forma involuntaria un mundo que está ofreciendo privilegios a algunas personas por el hecho de tener poderes mágicos, porque tienen un destino, porque son los predestinados a encontrar la magia.

Mary: Es como el 1% mágico.

Max: Correcto. Eso es.

Brandon: El 1% mágico. Es un título genial para esto.

*Risas*

Max: *inaudible* ¿Cómo voy a usar eso?

Howard: Vuelve a empezar.

Max: Nosotros somos el 99% no-mágico.

Mary: Pero a lo que te estás refiriendo, con lo de que a veces es más interesante apartarse de esa gente… Cuando comentamos al respecto antes, me recordó a Rosencrantz y Guildenstern han muerto. Que es básicamente la historia de Hamlet narrada desde el punto de vista de estos dos figurantes, Rosencrantz y Guildenstern, que llegan, recogen un mensaje, y se van. Más tarde te dicen que han muerto. La obra nos enseña todo lo que pasa en las intersecciones con la historia de Hamlet. A veces pienso en las ocasiones en las que puedes mostrar cómo las personas se ven moldeadas y afectadas por esos grandes acontecimientos que no son parte de su propia historia, pero que aun así se ven arrastradas por ellos…

Max: Totalmente. Ahora mismo estoy leyendo Relojes de Hueso, de David Mitchell. Es una novela loca y maravillosa. Todavía no la he terminado, pero tiene el concepto de una sencilla trama de fantasía urbana que tiene lugar casi por completo en el trasfondo del libro, en el que hay personas que maduran, se enamoran y desenamoran, y que son unos seres humanos horribles. Hay una historia entera sobre un joven estudiante de Cambridge que es un completo sociópata, y que está realizando una gran interpretación al estilo del  talentoso Sr. Ripley, con toda su riqueza, camaradas aristócratas, y que bien llegando al final, es reclutado por esta misteriosa sociedad secreta de gente malvada.

*Risas*

Max: Y ya está. Ese es el final de la historia. Así que tienes estos puntos de vista sobre este mundo que se van alternando, entre los que hay personas que son alguien especial, pero donde el resto de la gente termina resultando mucho más interesante que aquellos con poderes mágicos.

Brandon: Sabes, justo hablamos de esto… Todos los ejemplos que se me ocurren son humorísticos. No es que sea la única forma de hacerlo, pero parece un terreno fértil para reírse de los tropos. Porque una de mis versiones favoritas está representada en uno de los amigos del webcomic de Howard. El chico que dibuja a Sheldon. En ella hay una secuencia entera dedicada al estilo de peinado de los klingon (creo que se refiere a este, http://www.sheldoncomics.com/archive/070618.html, sobre el diseñador de moda klingon).

*Risas*

Brandon: Porque es como, “Los klingon deben tener a toda esa gente. Nunca les has visto. ¿Quién es el peluquero Klingon, y cómo es?”, y luego salta al planificador de fiestas vulcaniano.

*Risas*

Brandon: Y cosas por el estilo.  Como si la gente que… Ya que el mundo se ha diseñado para enfocarse en esos pocos individuos que conforman la sociedad guerrera y tal, ellos… Es dar unos pasos más allá y preguntarse, “Espera un minuto. ¿Cómo se comportan en relación a las cosas cotidianas de vivir en sociedad?” Eso, para nosotros, se convierte inmediatamente en algo divertido.

Mary: Eso es una…

Max: Oh, perdón. Continúa.

Mary: Iba a decir Redshirts, de John Scalzi.

Max: Por otro lado, la novela de Mike Ford… Oh, vaya, se me ha olvidado el nombre de su novela klingon, pero John M. Ford escribió un par de novelas de Star Trek y la novela ganadora del World Fantasy Award, Cuando el Dragón Despierte. Pero escribió un libro que de alguna manera desafiaba la forma en que la gente percibía la cultura klingon, porque cuando empezó, los klingon eran como la raza guerrera que iba cometiendo atrocidades por ahí. Así que construyó un mundo con jugadores de ajedrez klingon, y políticos, y premios de cocina, que se convirtió en algo increíble… The Final Reflection. Muchas gracias.

Brandon: Sí. Todo lo de Jim Hines y su Goblin Quest hace básicamente lo mismo.

Howard: Una de las cosas que nos decimos todo el rato, es que cuando estamos creando un mundo, cuando estamos creando los personajes, todo el mundo es el héroe de su propia historia. Esta idea de ser el héroe de tu propia historia, hasta llegar al punto en que te cruzas con un guerrero Jedi y te das cuenta:  “Oh. Tal vez en realidad no.” O, hasta el punto en que te cruzas con un guerrero Jedi y: “Sí, eres muy guay, pero sigo siendo el héroe de mi historia”. Hay dos caminos.

Max: Ahí existe un enorme potencial para la emoción y para el desarrollo del personaje. Como en los comics de Gotham Central, que se centran en los detectives de la fuerza policial de Gotham. A veces se topan con Batman, pero en su mayoría es sobre ser policías y detectives en este mundo en que Batman aparece ocasionalmente, precipitándose en la noche.

Dan: Y todo el mundo está aterrorizado por él. Hay otro gran ejemplo del mundo de los cómics… No puedo recordar cómo se llamaba la serie original, pero empezó como humorística, algo que Brandon ya ha mencionado que es un terreno fértil para ello. Eran el equipo de construcción cuyo trabajo consistía en vivir en Manhattan y reconstruir los edificios que los superhéroes destrozaban cuando luchaban unos contra otros.

Mary: Oh, eso es espléndido.

Max: Mola.

Dan: Era muy divertido, y con el tiempo se convirtió en… Ellos eran los villanos tras la historia a gran escala de Civil War que duró un año. En la que… Habíamos estado viendo a los superhéroes luchando entre sí por los derechos civiles durante un año. El Capitán América y Ironman lanzándose a la yugular del otro. Eso fue orquestado por estos chicos, porque querían un mayor negocio, por lo que les engañaron para que lo destruyeran todo.

*Risas*

Dan: Se convirtió en algo muy dramático, que nació a partir de un chiste divertido.

Mary: Hay otro ejemplo sobre hacer algo así de forma dramática, lo encontramos en la novela corta de Patrick Rothfuss, La Música del Silencio, donde uno de sus personajes secundarios es el único personaje de esta novela. Muestra cómo es su día a día. Es increíblemente cautivador, y hay una gran cantidad de emoción en ella, pero no tiene impacto alguno en la trama principal de la novela. Tan solo habla mucho de su vida interior.

N.T.

En inglés, la frase decía originalmente “It’s incredibly compelling and there’s a great deal of pathos in it, but it has absolutely no bearing on the main plot of the novel.” He traducido pathos por emoción, aunque su concepto es más amplio.)

[plegar]

Brandon: Vamos a ponernos con nuestro libro de la semana. Max va a hablarnos de uno de sus libros.

Max: Bien, el libro es Three Parts Dead. Es el primero en la saga The Craft Sequence. Trata sobre un junior en una firma internacional de necromancia, que ha sido contratado para resucitar a un dios muerto.

N.T.

¡Adjudicado! ¡Vaya argumento más guay!

[plegar]

Brandon: Vale.

Max: Así que, bastante sencillo.

*Risas*

Brandon: Sí, sí, sí. Suele suceder.

Dan: Ese viejo recurso de nuevo.

Max: Exacto. Salirse los estándares clásicos, sacar las castañas del… *inaudible*

Howard: Muy lejos del principio.

Max: Exactamente. En 2008, me quedé muy impresionado cuando la economía de Estados Unidos explotó de forma espontánea en lo que podríamos decir que fue una experiencia traumática para todo el país, y para el mundo entero, que a corto plazo no desembocó en ninguna caldera humeante. No es que pudieras acercarte a Wall Street y contemplar los restos calcinados de J.P. Morgan. Había sucedido algo raro en un plano ajeno al físico, afectando de forma ostensible a personas que era prácticamente inmortales, algo que se tradujo en trillones de dólares que simplemente desaparecieron, o que se convirtieron en humo. La reacción que en aquel momento parecían tener muchos periodistas financieros fue una especie de terror religioso. El sistema en el que se cimentaba su mundo estaba colapsando, o deshaciéndose, o requebrajándose como brechas en las paredes. Pensé, “Guau. Así que si replanteamos esto, o si tenemos organizaciones que son básicamente como dioses en el sentido de la vieja escuela de Dungeons & Dragons, en los que existen la creencia, la plegaria y el sacrificio, y puedes aprovecharte de ello…” Bueno, a veces los dioses mueren, al igual que las organizaciones mueren. ¿Qué sucede cuando muere la organización? Traes a quienes se encargan de las bancarrotas para que la diseccionen sobre la mesa de autopsias, extraigan las cosas que no funcionan, vuelvan a colocarlo todo, lo sujeten con cables y lo conecten al generador de rayos para que arranque.

Mary: Algo que Max no ha mencionado, es que recientemente  sus libros le han valido una nominación a los Campbell. Fue uno de los finalistas en Londres este año.

Max: Fue fantástico.

Brandon: ¿Así que te uniste a la lista de perdedores del Campbell, como yo?

Max: ¡Lo hice! ¡Sí!

Brandon: Maravilloso. *indescifrable*

Brandon: Con todo, sentados junto a Mary, porque ella lo ganó.

Mary: ¡Eso es!

Brandon: Sí, no se nos permite…

Max: Me voy a poner a hacer aquello de “no somos dignos por aquí”.

Howard: Muy bien. Bueno, ahora, oyente imparcial, puedes ir a comprar el libro, junto conmigo. Ahora lo quiero. Me lo has vendido, Max.

Max: Maravilloso.

Howard: Three Parts Dead, de Max Gladstone. Narrado por Claudia Alick. Audiblepodcast.com/excuse, puedes iniciar tu membresía y disfrutar de que te lean este libro de forma gratuita. Suena entretenido.

Howard: Creo que es interesante… Mary, antes, mientras hablábamos de la construcción de mundo, en la que el mundo se enfoca alrededor de un grupo pequeño, hablabas del 1% mágico. Ahora, aquí, en The Three Parts Dead, estamos hablando del 1% mágico.

Mary: El mágico…

Max: Exactamente. Bueno, esto es algo en lo que estoy trabajando conforme voy construyendo la saga. El primer libro se centra así en una especie nigromante becario. El segundo libro gira en torno a alguien que no tiene acceso a ese tipo de poderes mágicos. Por lo que el escenario, que había concebido como esta comedia maravillosamente divertida, se convierte en un contexto de terror, porque tienes pululando a todas esas personas capaces de retorcer el espacio y el tiempo, y traer zombis de entre los muertos, y la hostia.

Howard: El equivalente al Templo Sith ocupado.

*Risas*

Mary: Existe una tendencia histórica, llamada historia desde abajo, que es la idea de explicar la historia desde el punto de vista de las personas marginadas. Como las criadas de las lecherías, los esclavos, los tejedores… Los molineros… Los molineros asesinos. Creo que una de las cosas que estamos hablando aquí, es que esto también presenta una oportunidad: el hecho de que cuando tienes un mundo que se construye en torno a este 1%, mirar a toda la gente que se encuentra alrededor puede ofrecer no solo un mundo más completo, más rico, si no también un mayor potencial para el conflicto. Además, observar tu historia de ficción y darte cuenta de que no tienes a estas personas… No necesitan ser un personaje principal, pero el no tenerlas podría suponer un punto flaco en la construcción de tu mundo.

Brandon: Correcto. Este es el siguiente tema que quería sacar, que es la concepción, en muchos casos, de que queremos tratar la creación de mundos como si fuera un personaje. En el sentido de que queremos mostrar diferentes facetas del mundo y  de la sociedad a fin de permanecer alejados del melodrama. Donde melodrama, según mi definición, es cuando un personaje expresa una única emoción. O cuando un mundo expresa un único tono. Algunas historias tratan sobre un tono, vamos a reírnos de él, aquí tiene. Pero incluso en un libro que es como… A menudo el trabajo de Pratchett funciona así, cuando entiendes las crudas diferencias, es cuando te das cuenta de que la intensidad en un trabajo de Pratchett es el tono, un tono,  la forma en que lo percibes durante un segundo, horrorizados por haberos estado riendo de ello, vale, ahora podemos reírnos un poco más. Cuando estáis construyendo una gigantesca gran historia de fantasía épica, o una historia épica de ciencia ficción, cada vez cobra más importancia el mirar a través de los ojos de algunas de esas personas, para evitar caer en una parodia de ti mismo.

N.T.

Terry Pratchett fue un escritor de literatura fantasía muy querido, que se caracterizaba por aportar al género su propia version humorística, satírica al género.

Aunque su extensa bibliografía se centra en el apasionante Mundodisco, un mundo plano sostenido por cuatro elefantes que, a su vez, se apoyan en el caparazón de Gran A’Tuin, la tortuga estelar que viaja por el universo, durante su carrera escribió otras sages, y realizó colaboraciones con otros escritores como Neil Gaiman, en el libro Buenos Presagios.

La ironía, la forma de describir personajes y situaciones, de dar una vuelta de rosca a la historia, sus juegos de palabras, fueron siempre algunos de sus rasgos más destacables. Su capacidad para arrancarnos una sonrisa a partir de hechos y reacciones que en el mundo real podrían habernos escandalizado, y que de alguna manera, a contemplados a través del cristal del humor nos invitan a reflexionar.

Con una multitud de personajes memorables, la obra de Terry Pratchett se encuentra traducida al castellano, muchas de sus novelas a cargo de Manu Viciano.

[plegar]

Dan: Volvamos atrás para fijarnos en el primer ejemplo sobre Star Wars. Han Solo era el personaje corriente en la serie original. Era aquel con quien la gente se vinculaba, con el que se sentían conectados. Uno de los mayores problemas de las precuelas es que no existía ningún Han Solo en ellas. No había una persona común. No había nadie fuera del sistema con quien sentirse identificado. La mayoría de… ¿Quién es tu personaje favorito del Señor de los Anillos?

Brandon: Correcto, es Sam.

Dan: Para muchas personas, es Sam. Porque es la persona normal. Es tan solo un jardinero, es como nosotros.

Howard: Sabéis, habéis sacado a relucir un par de ejemplos en los que el personaje común acompaña la búsqueda, y que son parte de la acción heroica. Si os fijáis en… Algunos de los… Las épicas novelas de suspense de Tom Clancy, a menudo caeréis en… Generalmente están escritas de forma omnisciente, pero acabaréis en el punto de vista de alguien que no tiene peso sobre la acción principal, simplemente para que podamos observar lo que sucede cuando todo explota, y así hacernos una idea de lo increíblemente destructiva que fue la invasión, o el ataque, o lo que sea. Solo… Lo comento, porque es una forma completamente distinta de llevarlo. Cada vez que Clancy utiliza uno de esos puntos de vista, los puntos de referencia de esos personajes son interesantes. Oh, este es un personaje formidable. Oh, fíjate en lo que están viendo. Oh, espero que no mueran. A mí, inmediatamente, esta persona me cae bien, me siento realmente implicado con ellos, porque se parecen mucho más a mí.

Max: La estructura de los cuentos de hadas también hace mucho esto, en realidad. Tienes la vivencia de esta persona que no se encuentra favorecida por el argumento, que se ha visto inmersa en esta locura mágica, bien sea Hansel y Gretel, o… Sinceramente, creo que La Jungla de Cristal tiene…

Mary: Las aventuras de Jack.

N.T.

Jack es un personaje del folklore inglés, muy popular en la region de Cornualles y en la norteamericana Appalachia. Sus aventuras fueron recopiladas por Richard Chase. Suele representársele como un personaje perezoso o alocado, pero que gracias a trucos y a su inteligencia  sale victorioso de los atolladeros en los que se ve envuelto. Es como un embaucador, al mas puro estilo del Loki marveliano.

Algunas de sus aventuras más famosas son: Jack y las habichuelas mágicas, o Jack Frost (personaje que también aparece en la película de animación El Origen de los Guardianes).

[plegar]

Max: La misma estructura. Sí, las aventuras de Jack, eso mismo. En La Jungla de Cristal, tienes a John McClane tropezándose con ese gigantesco complot terrorista y la trama para el robo, y él es tan solo un tío intentando encontrar la forma de salir del atolladero.

Brandon: Correcto. Nunca había visto a John McClane y Samsagaz Gamyi comparados de forma tal brillante.

*Risas*

Brandon: Pero realmente ocupan el mismo rol dentro de la trama.

Howard: Los dos pasan tiempo descalzos.

*¡Sep!*

Max: Eso es verdad. Y en ambos casos, el arco de su personaje se centra en tratar con la chica de la que se han enamorado.

Mary: ¡Y hay una torre!

Howard: Y Yippee ki-yay.

Max: ¡Yippee ki-yay!

N.T.

En inglés, literalmente Yippee ki-yay. Esta es una expresión que aparece de forma recurrente en las películas de La Jungla de Cristal, cuya traducción exacta se desconoce. En un artículo de la web Cinemanía, se debate sobre su posible significado “cómete eso”. También hay teorías sobre que el origen se encuentra en una canción de Bing Crosby de 1930, I’m An Old Cowhand.)

[plegar]

Brandon: Vale, estamos…

*Risas*

Brandon: Estamos degenerando rápidamente, pero quiero señalar que este es un tema fascinante. Quiero dar las gracias a Max por venir, y en realidad hemos tenido dos temas de escritura. Quiero escuchar el de Max antes de que empecemos. Vamos con el tuyo.

Max: Oh, genial. Claro. Bueno, primero, muchas gracias por invitarme. Ha sido un honor estar aquí. Así que esto es… Howard me ha explicado que esto es más una especie de semilla que un tema de escritura.

Brandon: Eso es.

Max: Así que pensad sobre la última vez que perdisteis una partida. Videojuego, juego de tablero, póker, lo que sea. ¿Cuál fue la especie de proceso mental y emoción que os condujo a esa pérdida? ¿Tentaste a la suerte, te salió el tiro por la culata, no te veías capaz de seguir el ritmo de todo en tu cabeza? Después, intentad replicar ese momento, en la estructura dramática de una historia. Pero, no puedes incluir ningún juego en la historia. Tiene que ser una historia que trate sobre cometer el mismo tipo de errores, realizar el mismo tipo de jugadas arriesgadas, fallando o teniendo éxito en algunas cosas, y fallando en otras.

Brandon: Excelente. Suena maravilloso. Muy bien. Este ha sido uno de nuestros episodios comodín. La semana que viene volveremos a hablar de la estructura. Así que, se os han dado tareas. Solo un recordatorio. La semana que viene, volveremos a retomar el tema. Por ahora, os habéis quedado sin excusas, ahora, id a escribir.

Ejercicio 5

  • Piensa en la última vez que perdiste una partida.
  • Analiza cómo llegaste a esa situación y qué sentiste.
  • Utiliza esas reflexiones y sentimientos para escribir una historia donde todo se vea reflejado, pero eso sí, no puedes hablar de ningún tipo de juego. Tienes que extrapolar las emociones.
Podéis dejar vuestros ejercicios y/o comentarios como siempre en el foro.

About Author

Ysondra

Apasionada de los comics sea cual sea su procedencia. Amante de los libros de fantasia y ciencia ficción. En sus ratos libres ve series, juega a juegos de mesa, a LoL, y algún que otro MMO. Súper fan de las obras faraónicas, del “nada es imposible”, y del “esto se puede mejorar”, es un pelín obesesiva con el orden y la organización. A la que te descuidas, está haciendo listas de nuevas tareas y calendarios. Suele intentar salir a comprar ropa, pero por algún motivo extraño acaba siendo abducida siempre por una librería antes de llegar, y rara vez lo consigue. Colecciona libros como souvenir de sus viajes, y cuando está en Barcelona, le encanta salir de caza por el Mercado San Antonio, y visitar Gigamesh. Incansable planificadora, editora, traductora, y redactora. - I will unite instead of divide. I will bring men together. I will take responsibility for what I have done. If I must fall, I will rise each time a better man.

Leave A Reply