Lectura: El camino de los reyes, semana 9

Aquí estamos, una semana más, en la  lectura conjunta de El Camino de los Reyes. Hace ya dos meses que venimos disfrutando de los personajes y la historia juntos. ¡Qué rápido pasa el tiempo!

La semana pasada estuvimos centrados básicamente en dos personajes: Dalinar y Kaladin.

Dalinar persiste en su afán por unificar a los altos príncipes para conseguir un ejército unificado para luchar contra los parshendi,  a pesar de que su entorno incluyendo a su hijo Adolin, duda de su integridad mental hasta el punto de que incluso él empieza a cuestionarse a sí mismo. Ante la aparición de un abismoide, y la negativa de los demás altos príncipes a colaborar en un asalto conjunto, decide atacar la meseta con su ejército en un intento de ofrecer una imagen fuerte. Y es precisamente en este momento cuando somos testigos del gran cambio que ha padecido el espina Negra a lo largo de los años. Ya no disfruta ante la masacre de enemigos preso de la Emoción, si no que es capaz de ver más allá, siendo consciente de la masacre de cadáveres que le rodea, descubriéndose pensando “vida antes que muerte”. Claramente sus valores distan mucho de los de sus congéneres como Roion o Sadeas (que viven para matar, conquistar y aumentar su poder y su arcas), y está dispuesto a arriesgarse a pesar de las reticencias de los demás miembros de su casa. Esos valores le empujan a confiar en Sadeas, a pesar de que el instinto natural le instigue precisamente a lo contrario.

Por otro lado, nos encontramos con joven Kaladin incapaz de comprender el odio que sienten los demás habitantes de Piedralar hacia su padre, a pesar de las veces que les ha ayudado incluido el nuevo gobernador que acaba de llegar, Roshone quien siquiera había tenido la oportunidad de conocer a Roshone en persona.

Ya de vuelta en la actualidad, Kaladin sigue esforzándose cada día para mantener a todos los miembros del puente cuatro con vida valiéndose de cualquier recurso a su alcance, pero siempre acaba topándose con Gaz, quien manda a toda la cuadrilla a los abismos en busca de cualquier objeto que pueda ser recuperado de entre los muertos. Frustrado por las injusticias, y por la falta de compañerismo que algunos de los miembros del puente demuestran, acaba realizando una kata con una lanza perdida y es así como los demás descubren su increíble destreza. De vuelta al campamento, Kaladin urde un plan para fomentar el espíritu de equipo valiéndose de un arma secreta: las artes culinarias de Roca. A la luz del fuego, y con un guiso caliente, parece que poco a poco todos empiezan a encontrar un camino hacia la camaradería.

A partir de hoy, y hasta el jueves 14 de noviembre, leeremos el capítulo 28 y los interludios 4 al 6. No os los perdáis, porque estos interludios contienen algunos de los mejores momentos de la novela. Y de esta manera, nos quedaremos a las puertas de la tercera parte de El Camino de los Reyes.

Aquí os dejamos el link al foro.

 

 

Esta semana, el capítulo más votado ha sido Servicio en el abismo, con 8 de los nueve votos, y es que ha sido un gran capítulo, en el que hemos podido ver varios puntos de inflexión en la historia de lo que aguarda al puente cuatro.

Y aquí algunas de las citas que me han gustado:

Capítulo 24

Todas las guerras son juegos. —Roion

Luchamos para conseguir hojas esquirladas, y luego usamos esas hojas esquirladas para luchar para conseguir más hojas esquirladas. Es un círculo, y damos vueltas y más vueltas, persiguiéndonos las colas para poder ser mejores persiguiéndonos las colas. —Dalinar

¡Los hombres siempre ven lo que quieren! —Adolin

Capítulo 25

Las cosas que tienen los demás siempre parecen mejores que las que tiene uno. —Hesina

Capítulo 26

Las emociones de un hombre son lo que lo definen, y el control es la marca de la verdadera fuerza. Carecer de sentimiento es estar muerto, pero actuar al dictado de cada sentimiento es ser un niño. —Dalinar

About Author

Apasionada de los comics sea cual sea su procedencia. Amante de los libros de fantasia y ciencia ficción. En sus ratos libres ve series, juega a juegos de mesa, a LoL, y algún que otro MMO. Súper fan de las obras faraónicas, del “nada es imposible”, y del “esto se puede mejorar”, es un pelín obesesiva con el orden y la organización. A la que te descuidas, está haciendo listas de nuevas tareas y calendarios. Suele intentar salir a comprar ropa, pero por algún motivo extraño acaba siendo abducida siempre por una librería antes de llegar, y rara vez lo consigue. Colecciona libros como souvenir de sus viajes, y cuando está en Barcelona, le encanta salir de caza por el Mercado San Antonio, y visitar Gigamesh. Incansable planificadora, editora, traductora, y redactora. - I will unite instead of divide. I will bring men together. I will take responsibility for what I have done. If I must fall, I will rise each time a better man.

Leave A Reply