Lectura: El camino de los reyes, semana 7

¡Empezamos la séptima semana de la lectura conjunta de El Camino de los Reyes!

Los tres capítulos de la semana pasada nos presentaron puntos de vista muy diferentes. Por un lado vimos a un Kaladin más valeroso, decidido a defender a los hombres de los puentes a toda costa y a no abandonarlos a su suerte tras las salvajes cargas contra los parshendi que son la causa de tantas muertes y tantas heridas. Por  otro, Adolin prosigue en su investigación sobre el atentado contra la vida del rey Elhokar, visitando diferentes puntos del campamento de guerra. Esta es una oportunidad para conocer cómo es la vida en los campamentos, atisbando incluso cómo son los templos vorin.

Probablemente lo más destacable del capítulo 18, sea la contraposición de personajes. Elhokar, que vive a la sombra del recuerdo de su padre, constantemente presionado por el peso de sentirse comparado con su difunto padre, Gavilar. El saber que no está a la altura, junto con la creciente paranoia provocada por el intento de asesinato, parece agravarse poco a poco. Tenemos a Dalinar, que también vive con el peso de esa comparación inconsciente con su hermano, cuyo recuerdo intenta honrar siguiendo las enseñanzas del Camino de los Reyes, algo que en vez de acercarle a sus compatriotas no hace más que alejarlo. Es precisamente esta comparación entre el hermano destacable lo que Dalinar ve en sus propios hijos, Adolin y Renarin. El desenfadado y despreocupado Adolin con su excepcional talento para el combate brilla sobre el enfermizo Renarin, quien no se ve capaz de sostener una espada. Todos los personajes hacen frente a sus particulares demonios interiores.

 Y no podemos dejar de hacer mención al capítulo 19, Lluvia de estrellas, con el primer flashback de Dalinar del que somos testigos. Durante una visión, Dalinar se ve arrojado a tiempos pretéritos, bajo la forma de un humilde campesino que ve como unas siniestras monstruosidades atacan a su familia y a su aldea. Esas sanguinarias formas, las esencias de medianoche parecen aterrorizar con frecuencia la tierra. Entonces, de la nada surgen unas formas brillantes enfundadas en armaduras esplendorosas y por primera vez atisbamos la majestuosidad de los caballeros radiantes, habitantes de Urithiru al servicio de las gentes de Roshar que comprenden plenamente el sacrificio que este servicio representa.

A partir de hoy, y hasta el miércoles 30 de octubre, leeremos los capítulos 20 al 23.

Aquí os dejamos el link al enlace del foro.

Esta semana, el capítulo más votado ha sido Lluvia de Estrellas, con 11 de los diecisiete votos. Un gran capítulo, desde luego, que deja abiertas muchas incógnitas sobre las desolaciones, los caballeros radiantes, Urithiru, el antiguo reino de Alezela, y unos rosharianos que viven el día a día con el temor de lo que acecha entre las sombras.

Os dejamos por aquí algunas de las frases que más nos han gustado:

Capítulo 17

@Kqq

  1. Aunque muchos odiaban sus vidas, se aferraban a ellas con uñas y dientes.
  2. Lo que dijiste es verdad: los hombres no son fiables de muchas maneras. Pero si hay algo con lo que puedan contar, es con su codicia – Kaladin

@AbelMRN

  1. No se puede poner precio a la vida de una persona – Lirin
  2. Las personas son discordantes. Todos actuáis y pensáis de forma diferente. Los animales actúan igual, y todos los spren son virtualmente el mismo individuo. Hay armonía en eso. Pero no en vosotros parece que no hay dos que se puedan poner de acuerdo en nada. Todo el mundo hace lo que se supone que debe hacer, excepto los humanos. Tal vez por eso queréis con tanta frecuencia mataros unos a otros. – Syl
  3. Algunas personas quitan vidas. Otras las salvan. – Kaladin

Capítulo 18

@Sasori

Los hombres no son fiables de muchas maneras. Pero si hay algo con lo que puedas contar, es con su codicia.

@Kqq

Pelear no es la única forma de valor que puede hacer un hombre – Dalinar

Capítulo 19

@Lou

Actúa con honor, y el honor te ayudará.

@Mraize7

Dalinar dio un respingo y se volvió para ver a una mujer con una delicada armadura esquirlada arrodillarse junto a él. Llevaba algo brillante. Era un topacio entrelazado con berilo, ambos dentro de un bello marco de metal, cada piedra tan grande como la mano de un hombre.

 

About Author

Apasionada de los comics sea cual sea su procedencia. Amante de los libros de fantasia y ciencia ficción. En sus ratos libres ve series, juega a juegos de mesa, a LoL, y algún que otro MMO. Súper fan de las obras faraónicas, del “nada es imposible”, y del “esto se puede mejorar”, es un pelín obesesiva con el orden y la organización. A la que te descuidas, está haciendo listas de nuevas tareas y calendarios. Suele intentar salir a comprar ropa, pero por algún motivo extraño acaba siendo abducida siempre por una librería antes de llegar, y rara vez lo consigue. Colecciona libros como souvenir de sus viajes, y cuando está en Barcelona, le encanta salir de caza por el Mercado San Antonio, y visitar Gigamesh. Incansable planificadora, editora, traductora, y redactora. - I will unite instead of divide. I will bring men together. I will take responsibility for what I have done. If I must fall, I will rise each time a better man.

Leave A Reply