Lectura conjunta: Oathbringer, capítulos 4 a 6

Seguimos adentrándonos en la nueva entrega de El Archivo de las Tormentas, esta vez tocan los capítulos 4-6.

Os dejamos, aparte del enlace al capítulo, el resumen de la entrega anterior por si necesitas que os refresquen la memoria.

¡No dudéis en uniros a la lectura conjunta en el foro!

Hoy nos llegan de la mano de Tor los capítulos 4, 5 y 6

Podéis leerlos y debatirlos aquí.

La semana pasada, tuvimos la ocasión de leer los primeros tres capítulos del libro.

Capítulo 1: "Broken and Divided"

El capítulo comienza tan solo seis días después de los eventos del libro anterior, Palabras Radiantes, con Dalinar, Adolin, Navani, Shallan y compañía ya establecidos en la legendaria (y hasta ahora supuestamente perdida) ciudad de los Caballeros Radiantes: Urithiru.

Somos testigos de cómo Dalinar, quien ahora está vinculado al Padre Tormenta, es capaz de controlar las visiones a placer, y las utiliza para intentar descubrir más información sobre el enemigo, sintiéndose frustrado por no saber realmente a lo que se enfrenta y con apenas un puñado de Caballeros Radiantes novatos para hacer frente a los peligros que están por venir.

Por si esto fuera poco, nadie en los otros reinos de Roshar ha creído en sus palabras de que pronto la tormenta se cernirá nuevamente sobre ellos ahora que han dado comienzo la Desolaciónes.

Sin embargo, apenas Dalinar ha empezado a valorar posibilidades, cuando llega un emisario anunciando el descubrimiento del inerte cuerpo de Sadeas.

Capítulo 2: "One Problem Solved"

Este capítulo comienza siendo narrado desde la perspectiva de Adolin Kholin, quien está ayudando con la organización de la ciudad, puesto que ahora no hay parshmenios esclavos de los que depender como mano de obra;  aunque también lo hace para distraerse del asesinato que ha cometido.

Es entonces cuando un mensajero se le acerca susurrando que han encontrado algo en la tercera planta, aunque Adolin sabe ya perfectamente de lo que se trata.

Dalinar llega hasta el cuerpo, a tiempo de separar a los hombres de Sadeas de los antiguos miembros de los puentes, quienes son acusados a gritos de asesinato y de mover el cuerpo para que no fuese encontrado.

No obstante, Dalinar se da cuenta de que el cuerpo lleva horas en el mismo lugar, y reúne a todos los altos príncipes disponibles. A pesar de saber que Sadeas ha sido asesinado, la mayoría de los presentes muestra poca afectación: Sadeas no era precisamente alguien querido, y algunos incluso manifiestan abiertamente cierta dicha.

A pesar del reprobable comportamiento del fallecido alto príncipe de la información, Dalinar recuerda a los presentes lo precario de su situación y como la ayuda de todos los altos príncipes disponibles (incluyendo, tal vez, a los considerados indeseables) es de vital importancia para la supervivencia de todos en la cruenta guerra que se avecina. Necesitan toda la ayuda posible, incluso si viene de alguien como Sadeas.

Dejando el cuerpo a los soldados para que sea enterrado, Dalinar lleva al grupo a un balcón de la ciudad donde les explica que pronto podrían ser el último bastión en pie para defender a la humanidad, que deben prepararse para ello y que planea unificar todo Roshar para lograrlo.

Capítulo 3: "Momentum"

En este capítulo conocemos a un joven y abnegado Dalinar, 34 años antes de los sucesos presentes, que está luchando contra el ejercito al mando del brillante señor Yezriar, quien se resiste al rey Gavilar en su intento de unificar el reino.

Es un capítulo repleto de acción, en el que vemos a un Dalinar embebido por la Emoción, loco por la batalla, a la búsqueda de retos, aun sin la protección o el poder ofensivo que proporcionan una armadura y espada esquirladas. Alguien muy diferente a quien conocemos ahora.

Durante los combates y con gran pericia localiza y mata en combate al príncipe heredero dando por sentado que es la persona más importante de la zona. Es en esta batalla donde Dalinar gana su característica nariz rota ya que el casco que usa es abierto y es golpeado por un puñetazo.

Hacia el final de la lucha, es herido por varias flechas desde una gran distancia, sorprendido, el y su grupo emprenden la persecución del arquero. Tras atraparle, decide perdonarle la vida, instándole a que se una a su grupo cautivado por su pericia con el arco.

Aún herido, Dalinar escucha una voz que le llama a sus espaldas, preguntando por las flechas que le sobresalen del cuerpo. Es Sadeas, quien le llama por vez primera espino, por el aspecto que le confieren las flechas a Dalinar.

Un flashback sobre tiempos lejanos en los que Sadeas reconoce la valía de Dalinar, llegando incluso a bromear sobre tener que conseguirle una armadura esquirlada, porque incluso sin ella supera en hazañas a los mejores príncipes del ejercito dejándolos en mal lugar.

Facebook
Google+
Twitter

About Author

Sasori

Héroe de los gatos, entrenador Pokemon, traficante de skittles, inventor de rumores, admirador secreto, duelista con pistolas de agua, amante de los libros.

Leave A Reply