Anotaciones de Elantris: Página del Título

No posts were found for provided query parameters.

Os sorprendería lo mucho que se puede decir sobre el título de este libro. Poner nombre a los libros es uno de los elementos más frustrantes y más satisfactorios de la escritura. Soy más afortunado que algunos autores que conozco: en la mayoría de mis libros, los nombres surgieron con facilidad. A veces, incluso se me ocurrió el título antes de escribir el libro. (En realidad, esto sólo ha sucedido una vez, cuando se me ocurrió la frase «El camino de los reyes» y pensé: «”¡Vaya! Ese sería un gran título para un libro». )

Elantris ha tenido varios títulos. Durante la fase de borrador, lo llamé simplemente ESPÍRITU. Sabía que el nombre del protagonista se basaría en el personaje de Espíritu, y que también sería el nombre que adoptó para sí mismo cuando estaba en el exilio. Nunca pretendí que éste fuera el título definitivo del manuscrito, pero fue el nombre que le puse a todos los archivos cuando escribía la obra.

Spoiler (selecciona el texto con el ratón para leer)

Aquellos que hayan leído el libro se dan cuenta de la especial importancia de “Espíritu” (o aon Rao, como se conoció finalmente) para el clímax de la historia. Hablaré más de esto dentro de un rato.

Mientras escribía la historia, me di cuenta de que necesitaba un título mejor. La opción más obvia era trabajar de alguna manera en el nombre de la ciudad mágica caída que era el foco del libro. Me da un poco de vergüenza admitirlo, pero la ciudad “Elantris” se llamaba originalmente «Adonis». No estoy seguro de en qué estaba pensando. A veces, cuando se te ocurren muchos nombres fantásticos, creas palabras que tienen ciertas connotaciones o conexiones imprevistas. En este caso, ni siquiera estaba pensando en el mito griego. «Ado» era simplemente el aon que elegí para basar el nombre de la ciudad, y «Adonis» (pronunciado con una “A” y una “O” largas) era la palabra que surgía de ese aon.

Así que llamé al libro EL ESPÍRITU DE ADONIS, esperando jugar con el nombre de Raoden.

Spoiler (selecciona el texto con el ratón para leer)

Sin embargo, en realidad era un triple juego de palabras. Incluí esta línea – «El espíritu de Adonis»- en el clímax, cuando Raoden se da cuenta de que la propia ciudad formaba un enorme aon Rao.

No me di cuenta de lo que había hecho hasta que mi grupo de escritura se reunió por primera vez, y dijeron «Me gusta el principio del libro. Me cuesta entender qué tiene que ver con los griegos. ¿Es porque los dioses eran tan arrogantes?»

Entonces me di cuenta. Adonis, en la mitología griega, era un hombre hermoso amado por Afrodita. La palabra se ha convertido en una especie de paradigma de un espécimen bello (casi perfecto) de la especie masculina. Y yo, sin saberlo, le había puesto su nombre a mi libro.

Digamos que lo cambié rápidamente. Sin embargo, necesitaba un nuevo nombre para la ciudad. Jugué con varias combinaciones de Ado, pero de alguna manera acabé probando diferentes sonidos y combinaciones. Afortunadamente, se me ocurrió la palabra «Elantris». En cuanto la escribí, supe que era mi ciudad. Sonaba grandiosa sin ser exagerada, y tenía un aire mitológico (recordando ligeramente a la Atlántida). Cambié el nombre del libro por el de EL ESPÍRITU DE ELANTRIS, y seguí adelante.

Al final vendí el libro. Había recibido algunos comentarios al respecto: a la gente le gustaba «Elantris», pero el «espíritu de» era menos popular. Intenté varias versiones, e incluso envié algunas cartas de consulta con el título de LOS SEÑORES DE ELANTRIS, que me parecía demasiado cliché de fantasía, y acabé por volver a EL ESPÍRITU DE ELANTRIS.

Finalmente, el libro se vendió. En ese momento, mi editor (Moshe Feder) sugirió que acortáramos el título a simplemente Elantris. Recordando que a otras personas no les había impresionado el «espíritu de», acepté. Ahora que he visto la tipografía de la portada y he trabajado con ella como «Elantris» durante algún tiempo, estoy muy satisfecho con el cambio. El nuevo título tiene más fuerza y hace que el libro suene más majestuoso. Todavía tengo una referencia a mi antiguo título, ya que la tercera parte del libro se llama El espíritu de Elantris.

Por supuesto, ni siquiera este título está exento de problemas. La gente tiene dificultades para deletrearlo cuando digo el título, y algunos piensan en el coche llamado Elantra. En un panel, incluso una persona me escuchó mal, pensando que el nombre del libro era The Laundress (La Lavandera). Ese sí que sería un libro diferente…

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN!

¡Al día con todo lo relacionado con Brandon y el Cosmere!

ESTA WEB UTILIZA COOKIES PARA OFRECERTE LA MEJOR EXPERIENCIA