Anotaciones de Elantris: Dedicatoria

No posts were found for provided query parameters.

Siempre he tenido la intención de dedicar mi primer libro publicado a mi madre. Me burlo un poco de ella aquí, ya que no puedo resistirme. Sin embargo, gran parte de lo que soy (y de lo que he conseguido) se lo debo a ella. Cuando estaba en la escuela primaria, tenía notas mediocres y mis resultados de los exámenes me situaban «por debajo de la media» en varias ocasiones. Ella se empeñó en demostrar que yo era «talentoso» a pesar de esos resultados. Se esforzó por conseguir que mejorara en la escuela, y fue una de las principales motivadoras de mis hábitos de lectura.

Mi madre es una persona muy práctica. Cree firmemente en las profesiones prácticas que pagan bien y son estables. Escribir no es ninguna de ellas. Creo que se dio cuenta muy pronto de que, a pesar de sus esperanzas, no iba a tener un hijo médico, ni empresario, ni siquiera científico. En mi primer año, me convenció para que me especializara en bioquímica, aunque dijo que era simplemente para ponerme en una mejor posición para conseguir una beca (que, por cierto, conseguí). Con todo, siempre he asumido que una parte de ella esperaba que la influencia de la bioquímica me convenciera de ir a la facultad de medicina o, al menos, de convertirme en ingeniero.

Eso, claramente, no ocurrió. El gran monstruo malo del inglés me atrapó durante mi segundo año. Sin embargo, mi madre siempre me ha apoyado, y fue su sentido de la dedicación, la excelencia y la asiduidad lo que forjó mi personalidad decidida. Sin ese sentido de autodeterminación, nunca habría durado en este campo lo suficiente como para publicar.

Así que, gracias madre. Gracias por estar orgullosa de mí.

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN!

¡Al día con todo lo relacionado con Brandon y el Cosmere!

[sibwp_form id=1]

Recibirás un correo de confirmación. Por favor revisa tu bandeja de spam en caso de que no te llegue.

ESTA WEB UTILIZA COOKIES PARA OFRECERTE LA MEJOR EXPERIENCIA