Anotaciones de Elantris: Capítulo 28

No posts were found for provided query parameters.

De hecho, ya me han llamado “rarito”. Creo que la frase fue: “Eres uno de esos tipos creativos: eres un cubo que intenta encajar en un agujero redondo”. Tenía veintidós años y me estaban despidiendo de uno de mis primeros trabajos.

Pero esa es otra historia. Para vuestra información, parece ser que los escritores de fantasía y los “tipos creativos” no son buenos bibliotecarios. Imagínate.

En fin… aquí vuelvo a romper la triada. Me había olvidado de esto. En realidad, notaréis que cuanto más me acerco a una secuencia de acción o a un clímax, más rápidamente cambio los puntos de vista. Lo hago medio intencionadamente, medio de forma inconsciente. (Lógicamente, sé que el cambio rápido de puntos de vista confiere más tensión y sensación de movimiento a las escenas. Inconscientemente, sé que es bueno contar la historia con rapidez, y que es más dramático cuando se puede terminar con un cliffhanger y luego cambiar de punto de vista.

Reconozco que esta escena roza el melodrama. Un par de cosas lo justifican en mi mente. En primer lugar, la escena trata más de cómo Raoden se enfrenta a su error con los hombres de Shaor que de cómo Sarene descubre que ha sido traicionada. En segundo lugar, la “traición” de Sarene, tal y como se explica en el siguiente capítulo, tiene que ver realmente con sus propios prejuicios. En su interior, ella estaba esperando que sucediera algo así. Por eso no otorgó a Raoden el beneficio de la duda: nunca quiso que le cayera bien. Era casi como si estuviera deseando que la hirieran, esperándolo, ya que era evidente que las cosas no podían funcionar para ella. (O eso es lo que ella suponía de forma inconsciente).

Así que, en cierto modo, ambos esperaban que ocurriera algo así. Y cuando ocurrió, permitieron que sucediera. En mi opinión, esto hace que deje de ser un “malentendido tonto” y se convierta en un “conflicto de carácter”.

Al final de este pasaje tenemos un bonito cliffhanger. Sin embargo, hay que recordar el formato del sistema de tríadas: cuando volvamos a Sarene, saltaremos un poco hacia atrás en el tiempo. Eso significa que no descubriréis inmediatamente lo que sucede con la puerta de Elantris.

Desde el punto de vista dramático, esta es mi estructura favorita de la tríada. Conseguimos mantener este cliffhanger durante mucho tiempo, construyéndolo a través del siguiente capítulo.

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN!

¡Al día con todo lo relacionado con Brandon y el Cosmere!

ESTA WEB UTILIZA COOKIES PARA OFRECERTE LA MEJOR EXPERIENCIA