Bajo un mismo propósito: La historia de la lectura beta de “Oathbringer”

Ahora que hemos empezado la lectura conjunta de Oathbringer, es un buen momento para recuperar el artículo publicado por Tor, sobre las lecturas beta.

La escritura de una nueva novela requiere de mucho trabajo, y con frecuencia necesita de la ayuda voluntaria de personas que leen los primeros borradores, hasta que la edición final llega a los expositores de las tiendas.

Esta es la historia y los puntos de vista del grupo de lectores que ayudaron a Brandon en uno de los últimos estadios, aportando sus revisiones, sugerencias y puntos de vista. Cuidado, que ya que habla de Oathbringer, contiene algunos spoilers de El Camino de los Reyes y Palabras Radiantes.

Este era el artículo original, para quien lo quiera leer en inglés.

Bajo un mismo propósito: La historia de la lectura beta de "Oathbringer"

Martes 27 de junio de 2017, por Alice Arneson

En donde… La comprometida banda de Caballeros Radiantes de Brandon Sanderson busca problemas en el mundo de Roshar, en nombre de los fans del Cosmere donde quiera que estén. Oathbringer está cerca, después de  mucho tiempo de trabajo tras los bastidores. Llegó el momento de reforzar vuestra anticipación, asegurándonos de que estéis al máximo expectantes de cara a noviembre (todo lo que podamos, sin destapar nada, obviamente, porque NO querríamos haceros eso). Aun así, abundan los spoilers de El camino de los Reyes y Palabras Radiantes, así que si no los habéis leído, estáis sobre aviso.

Hace mucho tiempo (poco más de tres años), mi primer artículo para esta web fue sobre la lectura beta de Palabras Radiantes. Ha llovido mucho desde entonces, y he participado en muchas otras lecturas beta, que han funcionado como aquella más o menos. Entonces llegó Oathbringer. Estoy hoy aquí, en colaboración con algunos de los lectores beta, para hablar de cómo fue esta. Muchas gracias especialmente a Ted Herman, Ravi Persaud, Joel y Jory Phillips, Ross Newberry, Brandon y Darci Cole, Deana Whitney, Alyx Hoge, Eric Lake, Nikki Ramsay, Gary Singer, Paige Vest, Becca Reppert, Lyndsey Luther, y Mark Lindberg por sus aportaciones. Son una pequeña, pero representativa (y franca), muestra de los lectores beta, y hasta donde yo sé, todos ellos volverán como lectores gamma en las próximas semanas.

Alfa, Beta, Gamma

Para aquellos a quienes el concepto les es novedoso, aquí una pequeña explicación de cómo funcionan las letras griegas en el mundo de Sanderson:

Los lectores alfa son (lógicamente) los primeros en leer aquello en lo que está trabajando, y que aportan un feedback temprano sobre diferentes cosas antes de que la novela esté acabada por completo.

Los lectores beta tienen de una gran variedad de trasfondos e intereses se unen más tarde a los lectores alfa, para ofrecerles su feedback a la novela ya completa. El lector beta Brandon Cole escribe:

Como lectores beta, tenemos dos tareas que deben estar equilibradas:

  1. Feedback inmediato. Brandon quiere saber cómo me siento como lector en un punto determinado. ¿Cómo me siento al respecto? ¿Tengo alguna pregunta sobre el tema? ¿Qué/cómo me hace pensar este hecho?
  2. Cuidar de la continuidad. Mientras disfruto del libro y disfruto como fan de cada nuevo fragmento del lore, es importante mirar y comentar sobre cualquier cosa que dé la impresión de estar fuera de lugar, o que simplemente es contradictoria a otra parte de la historia. Equilibrar esto con la idea de “Oh, él sabe lo que está haciendo y es increíble, así que debe ser algo intencionado”, puede ser complicado. Tienes que deshacerte de las gafas "BrandonFan" durante el proceso beta.

Los lectores gamma son el último grupo en revisar el libro antes de que vaya a impresión, buscando los ínfimos detalles que solo un cerebro humano es capaz de detectar: Preposiciones perdidas, el lugar adecuado para ubicar una palabra del propio mundo, un nombre mal escrito… Ese tipo de cosas.

Bien. Así es como funciona por lo general. En su mayor parte, así es como funcionó para Oathbringer… Excepto por los esteroides.

Bueno, tenéis que entender cómo funciona nuestra lectura beta. Empieza cuando Peter Ahlstrom manda un documento por email a los lectores beta, quienes escogen su propio método de lectura y registro de sus reacciones personales. Además, manda también un link a una hoja de cálculo de Google, con celdas para el timeline, explicaciones generales, cada capítulo (dividido por Argumento, Personaje, Cultura, Otros y Sugerencias para Títulos), y reacciones generales. El procedimiento habitual es leer un capítulo, ir tomando notas mientras lees, y después introducir tus comentarios en la hoja. (Algunas personas prefieren hacer comentarios sobre la marcha mientras leen. Yo solía hacerlo, pero me comía demasiados spoilers de cosas más avanzadas en el capítulo... Así que empecé a recopilar mis comentarios en un documento a parte y después los trasladaba al finalizar cada capítulo).

Así pues, Oathbringer. Lectura beta con esteroides. En primer lugar, la versión beta contenía 517.000 palabras. (Como referencia, el total final de Palabras Radiantes fue de 403.000, y la versión final de Oathbringer está alrededor de las 450.000). Debido al tamaño y la estructura –y para sobrellevar el proceso de manera que los plazos no resultaran tan agotadores-, la lectura beta se hizo por partes. Cuando empezamos la primera parte, Brandon estaba revisando la segunda, y Moshe Feder (su editor) estaba aún trabajando en la tercera.

En segundo lugar, había aproximadamente 8.257 lectores beta. Vale, estoy exagerando. Había como unos setenta… Que es el doble de lo que había visto hasta entonces. Esto dio algunos problemas. El primero de ellos, ¡que las Hojas de Google no están preparadas para que setenta personas estén introduciendo datos a la vez en la misma hoja! Inicialmente, el otro gran problema fue que había demasiados comentarios, y era prácticamente imposible saber si tus ideas ya habían sido enviadas, o había que añadirlas. Combinado con el hecho de que había un montón de lectores beta principiantes (¡es tan fácil olvidar el separar las reacciones en los diferentes apartados!), algunos de los cuales no se daban cuenta de que necesitan mantener los comentarios de forma secuencial dentro de una sección… Bueno, la cosa fue bastante caótica durante algún tiempo.

Estos problemas en particular se resolvieron en unos días. Dado que cada uno lee y comenta a su propio ritmo, el volumen inicial decayó cuando la vida real empezó a hacer presencia en el tiempo de lectura, espaciando los inputs. Eso fue una ayuda, junto a un amable recordatorio vía email sobre cómo mantener el orden en las cosas. También tuvimos una nueva columna “más votados” ("+1" si simplemente querías mostrar tu conformidad con un comentario) que recortó drásticamente los “Y a mí”, “Y a mí también”, ese tipo de cosas que solíamos utilizar. Y una de las mayores innovaciones en la lectura beta de Sanderson llegó cuando Mark desarrolló un script que introduciría números de párrafo persistentes (que fue una gran cosa porque dada la variedad de plataformas que estábamos utilizando, numerar las páginas era algo bastante inútil). Dejad que os diga, los números de párrafo fueron algo INCREÍBLE. Deben haber salvado nuestra salud mental (y también amistades).

La solución definitiva fue que todo el mundo arrimara el hombro y lo hiciera funcionar: por nosotros, por Peter, por Brandon. Y funcionó.

Preguntas y respuestas con los lectores beta

Hace unas semanas, pregunté a los miembros del grupo “Storm Cellar” qué preguntas, si es que había alguna, les gustaría hacer a los lectores beta. Hice una pequeña hoja en Google, aunque no para 70 personas (por un lado, porque no tenía los emails de todo el mundo, y por otro porque no soy tan increíble como Peter). Aun así, recolectamos buen material para vuestro entretenimiento e iluminación (¡únicamente hubiera deseado poder incluirlo todo!)

P: ¿Cuánto tardarás en leer Oathbringer de nuevo, una vez salga?

R: Unánime, “¡Cuando empiece la lectura gamma!” Tras eso, las respuestas iban desde “En el avión a casa tras la fiesta de lanzamiento”, a “Oh, en algún momento de los meses posteriores. La vida es ajetreada”. La mayoría coincidía en que la primera cosa que harán con la copia revisada es contemplar el artwork. Parte del mismo será incluido en la versión gamma, pero habrá parte que no la veremos hasta la publicación.

P: ¿Qué tanto reto supone cuando el canon difiere de lo que has leído en la beta?

R: La respuesta más votada fue la de Ros: “A veces me sorprendía al no recordar un detalle que había cambiado, pero para mí la mejor parte era ver como se iba incorporando el feedback para conseguir un trabajo final más pulido.” Además de esto, varias personas comentaron “Espero que cambie, así que no es un problema”. Un par de mis favoritos son:

Alyx: “Siento como si hubiera estado archivando “escenas sospechosas” que seguramente vayan a cambiar, de manera que pueda centrar mi atención en lo que es diferente cuando salga la versión final. Solo tengo que tener el cuidado de mantener la versión final clara en mi cabeza”.

Becca: “Esta es la primera vez que soy lectora beta, así que aún no lo sé. Pero me muero por ver cuánto cambia, y si mi yo futuro recordará las cosas mal por ello”.

P: ¿Qué tan largos son los comentarios que hacéis? ¿Cuántos de vuestros comentarios / cambios / sugerencias llegan finalmente al libro? ¿ Una sub-pregunta, alguna de vuestras sugerencias se ha transformado (o no) en un punto relevante del canon?

R: ¡¡JAJAJAJAJAJA!! Un hecho trivia gracioso: había muchas más palabras en los comentarios (descontando las citas) de las que habían en el manuscrito; Peter dejó de contar a las 550.000 palabras. Los comentarios son… Extensos. Sí. Curiosamente, muchos de nosotros pensábamos que estábamos comentando mucho, pero como dijo Ted, “cuando miro a los comentarios acumulados de otras beta, siento como si no hubiera hecho suficientes comentarios”.

Sobre cuántas de nuestras aportaciones “llegan” al libro… Bueno, es más un tema de influencia, y eso es complicado de cuantificar. En la versión final, hay cambios que definitivamente reflejan las discusiones que hemos tenido, pero pocas veces somos conscientes de si es una confirmación de algo que Brandon ya planeaba cambiar, o si ha tomado un rumbo nuevo. Aun cuando hay cosas específicas, nos da cosa señalarlas; porque así como es bonito saber que has sido de ayuda, ¡no queremos hacer sombra al autor! Además, para evitar spoilers y porque todavía no sabemos lo que ha sido modificado, no podemos dar ningún ejemplo de Oathbringer.

Dicho esto, Joel nos recuerda cómo Palabras Radiantes fue ligeramente alterada para incluir el dolor y el cuidado posterior en relación con los nuevos tatuajes, basado en la experiencia personal de varios lectores beta. También recuerda su apoyo a que Dalinar se llamara “Soldado” a Kaladin; algunos pensaron que sonaba despectivo, pero para un chico con experiencia militar, era una muestra de respeto. Y se quedó. Lyndsey lideró la cruzada para formalizar la pronunciación del tercer Ideal de Kaladin, que originalmente parecía demasiado casual para un momento tan relevante.  Y después tuvimos “Las Largas Faldas” en la “Discusión del Agua”, donde todas las chicas insistieron muy enfáticamente en que las faldas no fluyen grácilmente cuando se desciende al agua. (Para ser sincera, me siento razonablemente segura de que  los hombres tienen experiencia limitada con el comportamiento general de las faldas en situaciones semejantes, y ninguno de ellos fue lo suficientemente tonto como para debatir con nosotras).

Además, Gary cuenta el número de chistes suyos incluido en las versiones finales. Hasta la fecha hay tres.

P: ¿Quita la lectura beta el disfrute de la experiencia de leer el trabajo publicado en su versión final?

R: Las respuestas a esta pregunta cubren todo el espectro entre “No, en absoluto” a “Sí, por completo”. Una de las respuestas más reflexivas fue esta de Nikki:

Para mí, sí, se lleva parte del placer de leer el libro final publicado… Se lleva la emoción del día de lanzamiento, la posibilidad de leer a tu ritmo preferido, y la capacidad de estar en tu propio mundo mientras lo lees. Este último es una de las mayores  desventajas, para mí, de una lectura beta hecha en un grupo tan grande en un espacio relativamente público. Pierdes esa primera experiencia con el libro pura, personal, porque a su vez estás viendo las opiniones y predicciones de otras muchas personas, discutiendo los hechos mientras lees. Para mí, la lectura beta transforma esa primera lectura en “trabajo”. Es una experiencia completamente diferente a la de simplemente coger un nuevo libro y leerlo por diversión.

Sobre si se lleva el disfrute para cualquier persona es… Bueno algo, personal. Pero creo que todos estamos de acuerdo en que la lectura beta cambia el disfrute.

P: ¿Os habéis asegurado de que no use “maladroitly” (N.T.: torpemente, descuidadamente) de nuevo?

R: Nos reímos bastante con esto, y naturalmente Ravi tuvo que buscarlo. Resulta que Brandon utilizó “maladroitly” cinco veces en un libro, y solo tres veces en todos los demás, pero aquellas cinco ocasiones ya fueron suficientes. Con todo, amenazamos con buscar sitios en la lectura gamma para insertar la palabra.

P: ¿Habéis notado una evolución en Oathbringer, respecto de la forma de escribir de Brandon a sus trabajos previos? (Textualmente escrita: El Archivo de las Tormentas, refiriéndonos a mejoras en su técnica y ese tipo de cosas, no sobre contenido)

R: Todos los que respondieron ofrecieron un punto de vista distinto, pero coincidían en que sin lugar a duda se podía apreciar una mejora. ¡Es muy difícil escoger una respuesta para esta pregunta! Ravi notó mejoría en la forma la capacidad de Brandon para evocar emociones, y Eric dijo, “Los momentos bajos son tan devastadores, y los álgidos te hacen exclamar de alegría”.

Otros mencionaron una mayor gracia con la química y la tensión romántica, la estructura de contenido en cada parte, la forma de contextualizar y dar significado a una pausa dramática al final, la destacable capacidad de continuar sorprendiendo al lector con increíbles giros en la historia y momentos memorables  de los personajes durante el libro.

P: ¿Qué tan involucrado está el equipo de Dragonsteel en vuestra discusión? ¿Habláis mucho con Peter Ahlstrom o incluso con el propio Brandon durante la lectura beta?

R: Por parafrasear a Jory un poco: “El contacto con Dragonsteel es limitado, pero no restringido. Peter merodea constantemente por la hoja de cálculo, puntualizando y aportando contrapuntos, manteniéndonos en el buen camino por lo general… No tuvimos contacto directo con Brandon, aunque ocasionalmente le vimos visitar nuestro trabajo alguna noche a altas horas.”

Lyndsey mencionó ese merodear nocturno en una firma: “Él se rio y dijo que dejar la hoja abierta todo el rato para vernos comentar era muy tentador”. También indicó, como hemos hecho todos en algún momento, que Peter es maravilloso. “No recibe ni REMOTAMENTE el mérito suficiente por el maravilloso trabajo que realiza con esos libros. Siempre que cualquiera de nosotros tenía una pregunta, estaba allí para responderla. Trabajó con nosotros para organizar el proceso y hacérnoslo más sencillo”.

P: ¿Hay alguna pista obvia, que no percibís durante la beta, para después encontrarla durante una relectura (y hacer un “facepalm”)?

R: De Darci: “SIEMPRE me pierdo cosas cuando leo esos libros. Así que para mí es increíblemente esclarecedor ver al resto de los lectores beta discutir puntos de interés que a mí se me han pasado por completo. Yo soy una lectora mucho más casual, que presta menos atención a las referencias profundas al Cosmere, así que ver a otras personas cazarlas mientras yo leía fue increíble”.

Tendemos a fijarnos en diferentes cosas, pero estoy bastante convencida de que todos nos perdemos algo en la primera lectura. Mi ejemplo personal en Palabras Radiantes fue la identidad de Zahel. No me di cuenta, y no me acababa de creer a los lectores beta que sí lo hicieron… Hasta que apareció Sangre Nocturna. Así que no se trata tanto de una cuestión de encontrarlas en una relectura, como de quedarme perpleja cuando otra persona se da cuenta de algo que a mí me ha pasado completamente desapercibido.

P: También me encantaría escuchar cualquier historia que tengáis sobre debates que hayan sido particularmente intensos, o polémicas absurdas de esas en las que se embarcan los lectores beta, o locos chistes internos, o malos entendidos.

R: ¡Sobre esta se podría escribir un artículo a parte por completo! Hablamos de Ravi, nuestro lector rápido titular, que se puso a hacer comentarios sobre los últimos capítulos cuando la mayoría de nosotros aún estábamos en el primer tercio del libro, las pullitas en el beta chat. Los debates… Bueno, sobre ellos todavía no podemos hablar porque contienen demasiados spoilers (incluiré algunos de ellos en un artículo sobre spoilers o en la continuación, lo prometo). Las teorías durante la espera de la salida de la siguiente parte (Mark cree que deberíamos encontrar la manera de hacer  que todo el mundo se pare en un punto determinado y discutir durante varias semanas antes de seguir adelante). Las bromas sobre las erratas. Bueno, mayormente sobre una, que será para siempre un grito de guerra en este grupo de lectores beta: “That tight sh*t!” (N.T.: no puedo traducirlo sin saber exactamente el contexto, pero entiendo que la confusión venía por "shit"/"shot", "mierda" o "tiro").

Un recuerdo que será “entrañable” para siempre (o quizás no tanto, porque el tema llegó a estar candente), fue “aquel punto de vista en el que Brandon preguntó directamente por nuestras opiniones y la mía acabó siendo lo contrario de lo que siempre había pensado, todo el mundo estaba dividido, y fue impresionante leer todas las opiniones. Fue muy grande.” (Mark) Fue muy grande. Yo también me quedé en shock darme encontrarme a mí mismo votando lo contrario de lo que siempre había creído. ¡Todos estaremos pendientes para ver qué pasa en la versión final!

Aun así, mi favorita personal son los bebés beta. Sí, tuvimos bebés beta, y eran adorables. Brandon y Darci Cole tuvieron a “Aporreador” (N.T.: en inglés, “Thumper”), apenas unas horas antes de que Lyndsey Luther tuviera a Sammy, más o menos una semana antes de que la lectura beta empezara oficialmente.

P: ¿Qué tan únicos y/o similares son los análisis de cada lector beta?

R: De Joel: “Lo que me encanta de este grupo de lectores es la diversidad en cuanto a estilo y visión. Puede generar interesantes discusiones en el beta chat. Todo el mundo parece tener una mente abierta a las nuevas ideas, posibilidades o puntos de vista. Este tipo de discusiones jamás han degenerado en algo desagradable tampoco. Todos parecemos aceptar que nuestra aportación tiene el mismo valor, independientemente del nivel educativo o los intereses. Tenemos múltiples opiniones/puntos de vista sobre múltiples temas”.

Ross señaló que los diferentes trasfondos y experiencias trabajan bien juntos: las leyes de la física, las peculiaridades del sistema mágico, la moda, la dinámica en las relaciones, la política, la precisión histórica, las descripciones físicas… Mézclalo todo y el alcance es bastante exhaustivo.

En perspectiva, bastantes personas se dieron cuenta de ciertas tendencias. Nikki dijo: “Mientras lees, definitivamente te das cuenta de las personas con las que (mayormente) coincides en opinión, y con las que (mayormente) no es así. Pero creo que no ha habido  nunca alguien con quien haya estado siempre de acuerdo, o siempre en desacuerdo. Todos teníamos diferentes perspectivas y al final eso se nota”. Paige también indicó que eventualmente, siempre que encontraba un comentario de Ravi con el que estaba de acuerdo, pensaba que valía la pena indicarlo en la hoja (cuando lo pienso, eso era bastante raro…). Hubo fuertes discrepancias en relación a las respuestas emocionales de los personajes en según qué situaciones (Muy. Fuertes. Pero también civilizadas).

P: ¿Alguna vez sentisteis que Peter y Brandon estaban encantados (o sorprendidos) por vuestras impresiones?

R: Peter nos hizo saber que Brandon está particularmente contento con este proceso beta (gracias por recordármelo, Jory). Cuando el autor siente que el proceso beta ha sido de gran ayuda, el trabajo vale la pena.

Darci también nos señaló lo que mucho de nosotros habíamos pasado por alto: “Peter nos dijo que Emily (Sanderson) leía muchísimos de nuestros comentarios y sentía como si nos conociera, cosa que creo que es igual de guay”. 

Notas personales de los lectores beta:

Para acabar con esta sección, dejadme presentaros una muestra de contribuciones al tema de la lectura beta general de Oathbringer:

Ravi: “¡Es como si hubiéramos metido un libro inacabado y un montón de locos dentro de una batidora y hubiera salido un libro terminado! ¡He disfrutado cada segundo!” 

Jory: “La parte más maravillosa del proceso son las amistades que han surgido de la beta… Todos sentimos un gran respeto por los demás y un amor por el libro que juntos hemos visto nacer”.

Ted: “Leer suele ser una actividad solitaria, pero ¡la lectura y discusión beta añadieron al disfrute de leer una nueva dimensión completamente increíble!”

Ross: “Para varios lectores beta experimentados, el proceso empezó hará un año, con un grupo privado de relectura del Archivo de las Tormentas entero, anotando preguntas sin resolver conforme leíamos”.

Alyx: “Es un trabajo en equipo como ningún otro. Todo fan tiene las cosas en las que se centra y aporta sus propias perspectivas. Todos aportamos algo y el producto acabado es mejor gracias a ello”.

Mark: “Me gustaría resaltar la cantidad de trabajo que implica ser un lector beta. Durante tres meses, planifiqué toda la vida fuera del trabajo alrededor de la agenda de la beta, porque con la llegada de cada nueva parte desaparecía en mi cueva, trabajando cada tarde unos pocos capítulos. No tenía tiempo libre. Fue agotador, intenso, y en ocasiones desmoralizador cuando parecía que lo único que estaba haciendo era dar “+1” a los comentarios que otras personas ya habían realizado. No está hecho para cualquiera, y hay muchas personas que dicen que quieren ser lectores beta, pero no se dan cuenta de la cantidad de trabajo que realmente representa”.

Daena: “La mayor sorpresa de la Beta fueron las nuevas amistades. El chat beta podía estar realmente activo en ocasiones. Hablar con ellos cada día sobra algo que todos amábamos hizo que la amistad se desarrollara a rápidamente”.

Joel: “Saber que dentro de 100 años mi tataratataranieto podrá coger una novela de Sanderson y leer nuestros nombres y saber que contribuimos a la versión final de esas increíbles historias que Brandon escribe, me produce una sensación sobrecogedora. Para mí, un hombre sin titulación, que creció leyendo todo tipo de fantasía (C.S. Lewis, McCaffrey, Eddings, Tolkien, Jordan, por mencionar unos pocos), saber que en los años venideros el nombre de Sanderson será considerado como igual entre esos grandes escritores, y saber que aun a pequeña escala contribuiste al resultado final de alguno de esos libros, es algo difícil de expresar en palabras…”.

Darci: “He participado en lecturas beta de muchos escritores, publicados y aspirantes. Como escritora, me ha encantado ver la diversidad de pensamiento en las respuestas de los lectores, la tosquedad en la escritura de Brandon (es bonito saber que tus héroes no son perfectos), y ver las diferentes maneras en las que Peter y el equipo de Dragonsteel ayudaban a apoyar a Brandon para que se pudiera enfocar en la parte del trabajo que él verdaderamente disfruta. Me ha encantado”.

Eric: “La lectura beta de Oathbringer, llego cuando más ocupado estaba en mi trabajo, pero si hay algo por lo que gustosamente dejaría de dormir, es esto. Es una carga de trabajo verdaderamente impresionante. No son todo risas. Lees una parte excitante –hay montones de ellas-, y tienes que parar y escribir tus propios pensamientos de forma coherente. Consume mucho más tiempo que la lectura por diversión. Pero aun así, no lo cambiaría por nada”.

Gary: “Me ha encantado, ¡pero fueron dos meses y medio de duro trabajo!”

Paige: “Sabía que sería un trabajo difícil pero satisfactorio. Solo que no me hacía a la idea de cuán DIFÍCIL sería (mi anterior lectura beta fue “Edgedancer”), o cuán completa, maravillosa, fantásticamente satisfactoria acabaría siendo (antes y después de terminar). Ha sido la mejor experiencia como fan, y no puedo esperar a repetir.”

Lyndsey: “Me voy a poner un poco ñoña. He hecho un MONTÓN de lecturas beta y gamma a lo largo de los últimos cuatro años… Pero esta… Esta ha sido especial para mí. Mi bebé nació una semana antes de que nos llegara la primera parte. Estaba entrando y saliendo del hospital por complicaciones, luchando contra muchas depresiones y cambios de humor, y la lectura beta de este libro me mantuvo cuerda. Trabajar en esto me dio algo sobre en lo que pensar, sobre lo que centrarme, cuando todo lo demás parecía venirse abajo y pensé que nunca me recuperaría.  Al menos tenía a Kaladin y Adolin y el Puente Cuatro para evadirme. Al menos tenía este grupo de gente maravillosa que estaban apoyándome, hablándome de otra cosa que no fuera la depresión, para arroparme de felicitaciones y amor por mi bebé cuando compartía fotos. Muchos de ellos no sabían hasta qué punto me sentía mal, pero las bromas y los debates y la camaradería me ayudaron a permanecer centrada. Decir que este libro significa mucho para mí es quedarse corta, porque no hay palabras que me permitan expresar mi gratitud por haber participado, y por esta comunidad de personas, además de la alegría de haber podido contribuir –aunque sea un poco- a hacer que algo que amo sea aún mejor”.

Sammy

Becca: “Ha sido aún más duro de lo que esperaba. Me compliqué la vida planeando una boda y estudiando para un examen profesional al mismo tiempo que la beta. No tenía ni idea que las horas dedicadas fueran a ser tantas, y hubo momentos en los que me preguntaban si iba a ser capaz de poder con todo. Pero a pesar del estrés y de una completa falta de tiempo libre, me siento muy feliz porque se me haya brindado esta oportunidad de contribuir. Volvería a repetirlo, sin dudarlo”.

Así que, ¿quieres ser un lector beta?

Aquí tenéis un reto de parte de Deana Whitney

  1. Espera una semana entre partes. ¿Todavía estás cuerdo?
  2. Deja de leer en medio de un punto álgido para escribir dos páginas con tus pensamientos y sensaciones y comentarios estilo “sus ojos son azules”. ¿Pudiste parar de leer?

Si ambas respuestas son “Sí”, podrías tener lo que se necesita. Los comentarios personales de arriba podrían darte alguna idea de los retos adicionales. Probablemente hay cientos de personas ahí fuera pensando que podrían tener una oportunidad, pero… Como dice Eric, no son todo risas. Es un trabajo increíblemente duro. Muchos de nosotros estábamos al borde del colapso para cuando terminamos. Solo 45 de los 70 originales llegaron a poner su nombre en la Parte Quinta de la hoja. El mismísimo Brandon Sanderson estaba cansado de Roshar para cuando terminó la tercera revisión (¡y todavía le queda otra!). Peter tuvo que contar con la ayuda de dos lectores beta para revisar los comentarios, ordenarlos, y crear una versión condensada que fuera útil. Emily revisó nuestra miríada de sugerencias para título de los capítulos para escoger los mejores. Fue, como muchos recalcaron, un proceso agotador para todo el mundo.

Pero, ¡VAYA! Valió la pena. ¡Vamos, noviembre!

Alice Arneson es a estas alturas una lectora beta veterana, que puede decirse conoció a su pareja en Oathbringer. Permaneced atentos a los siguientes artículos de la historia hasta el momento del equipo de Tor y los lectores beta, varios repasos, cosplay de El Archivo de las Tormentas, siendo un predicetormentas, nuevo arte, sin descontar el lanzamiento por adelantado de capítulos del propio libro. Oh, y Alice está decidida a hacer otro artículo sobre las reacciones sin spoilers para que lo comentéis, a principios de noviembre.

 

Facebook
Google+
Twitter

About Author

Ysondra

1 comentario

  1. Eing

    Muy interesante ver el punto de vista de los Beta.
    Entiendo que han participado en pulir el libro, aunque por algún comentario más de uno parece insinuar que poco más y que se lo han escrito ellos.
    Supongo que es el sueño de muchos de los fans de un autor, aunque nunca te llegas a plantear el gran trabajo que implica.

Leave A Reply