Anotaciones de Elantris: Capítulo 14

No posts were found for provided query parameters.

Los comentarios de Shuden sobre el matrimonio al principio de este capítulo me han valido a menudo sonrisas y burlas de mis amigos. Un autor pone un poco de sí mismo en cada personaje que crea, y a veces encontramos que un personaje en particular es nuestra voz de una manera u otra. Admito que la forma en que se trata el matrimonio en este libro tiene un poco de relación con mis propios pensamientos personales sobre el tema. No es que evite la institución. Simplemente encuentro que las formalidades que conducen a ella son un dolor espantoso.

En este libro me costó un poco idear las personalidades de todos los nobles que rodean a Sarene. Algunos de ellos, como Shuden, no aparecen mucho en pantalla, por lo que fue un reto hacerlos interesantes y distintivos. Sin embargo, al final (tras varios borradores) tenía sus personajes tan bien definidos que, cuando mi agente me sugirió cortar a uno de ellos, no pude hacerlo. Quizá haya demasiados nombres, pero este es un libro de intriga política. Es bueno que haya mucha gente a la que seguir la pista.

Curiosamente, uno de los nobles más importantes para la trama no aparecía mucho en el borrador original. Telrii era un personaje mucho más secundario en las primeras versiones del libro. Sin embargo, como se verá más adelante, tiene un papel importante.

SPOILER (SELECCIONA EL TEXTO CON EL RATÓN PARA LEER)

Algunos de los que leyeron los primeros borradores del libro quizá recuerden al Príncipe Loco. Este es un personaje que mi agente me convenció de eliminar. Hablaré de él más adelante. Sin embargo, la necesidad de reforzar el carácter de Telrii surgió de la pérdida del Príncipe Loco. Ahora Telrii hace la mayor parte de lo que hacía Eton.

Así que la incorporación de Telrii en la escena de la fiesta fue una de las revisiones más tardías del libro. Apareció en el octavo o noveno borrador, y me alegro de tenerlo. Por fin tiene un personaje, ya que en los primeros borradores del libro no era una entidad. Se hablaba de él ocasionalmente, pero en realidad sólo aparecía en el libro para mostrar cuánto dinero estaba dispuesto a gastar Hrathen en acabar con Arelon.

Otro momento interesante de esta escena es el acto de idiotez de Sarene. En realidad, hay una buena historia detrás de este recurso argumental. Siempre me ha gustado este tipo de trama, en la que un personaje hace que la gente lo subestime intencionadamente. Se puede ver una estructura argumental similar (bastante mejor llevada a cabo) en mi libro El Camino de los Reyes. (Debería publicarse alrededor de 2008…) De todos modos, algunas de mis tramas favoritas de este tipo se encuentran en Hamlet y en Dragon Prince (de Melanie Rawn).

Sin embargo, la propia actuación de Sarene desempeña un papel mucho menor en el libro de lo que pretendía en un principio. Pronto descubrí que, o bien tenía que seguir con ella al pie de la letra (haciendo que montara un espectáculo muy creíble para todos los que la rodeaban), o bien tendría que debilitarla mucho en la trama. Elegí la segunda opción. En el clima político que creé para el libro, no había ninguna razón para que Sarene fingiera ser menos inteligente de lo que era. (El concepto original, aunque nunca llegó a redactarse, era que fingiera ser menos inteligente por las veces que se había quemado en el pasado con gente que la consideraba prepotente y dominante).

Decidí que me gustaba que su personalidad se manifestara tal y como es. El único vestigio del fingimiento original es el pequeño truco que le hace a Iadon para tratar de manipularlo. Incluso esto, creo, es una exageración, y ha molestado a un par de lectores. Sin embargo, no juega un papel importante en la trama, y creo que da lugar a algunos momentos interesantes en la historia, así que lo dejé.

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN!

¡Al día con todo lo relacionado con Brandon y el Cosmere!

ESTA WEB UTILIZA COOKIES PARA OFRECERTE LA MEJOR EXPERIENCIA