Anotaciones de Elantris: Capítulo 13

No posts were found for provided query parameters.

Este es uno de mis capítulos favoritos del libro. Este capítulo muestra realmente la esencia del carácter de Raoden y le permite ser el héroe que es. Nunca he escrito un personaje como Raoden. En cierto modo, no es tan redondo como otros personajes (como Hrathen). No tiene los defectos o las batallas internas de algunos de los personajes más complejos que he diseñado.

Sin embargo, eso no lo convierte en un personaje peor dentro de este libro en particular. Raoden es una especie de superhombre: hace lo correcto en casi todo momento, y sus luchas internas sólo sirven para hacerlo más noble. Esto es algo que no suele ocurrir en la ficción. Sin embargo, creo que realmente hay gente como él en el mundo; he conocido a unos cuantos. Al incluirlo en un libro junto a Hrathen y Sarene, cada uno con sus debilidades y problemas internos, creo que evito que los personajes de la historia se sientan demasiado superficiales.

Y, hay una cierta… belleza en un personaje que es simplemente noble. A menudo, los autores pensamos que hacer un personaje “redondo” o “realista” significa corromperlo de alguna manera. Creo que Raoden desafía este concepto. Probablemente no sería un personaje muy convincente fuera de una situación extrema como la de Elantris. Sin embargo, enfrentado a los problemas y tareas casi abrumadoras asociados a la ciudad, su fuerza sólo sirve para que me parezca más realista. Un personaje más débil se habría quebrado bajo el peso de Elantris. Raoden puede seguir luchando.

En este capítulo, empiezo a introducir lo que se convertirá en la principal lucha del personaje de Raoden: su carga de liderazgo. Está asumiendo muchas cosas, y creo que un hombre de su sinceridad no podría evitar detenerse y preguntarse si merece toda la lealtad que está recibiendo.

Además, en este capítulo empezamos a obtener algunos beneficios de la construcción que hice en los capítulos anteriores. El presagio del pozo, de la huida de Karata a la ciudad y el de los niños elantrinos se materializan en este capítulo.

SPOILER (SELECCIONA EL TEXTO CON EL RATÓN PARA LEER)

Al mismo tiempo, presagio de la paranoia de Iadon, y presagio del pasaje que sale de su palacio.

Este es el tipo de pequeños acontecimientos de la trama que hacen que escribir sea emocionante para mí. Cuando dan resultado (cuando el lector tiene ese momento de “oh, lo entiendo”) es cuando me siento más feliz como novelista.

¿Mi momento favorito de este capítulo? Probablemente un empate. Un momento es cuando Raoden dibuja el aon para detener al guardia. Un personaje verdaderamente inteligente no necesita una bola de fuego o una ráfaga de poder para derrotar a sus enemigos, simplemente necesita un ingenio lo suficientemente rápido como para manipular los recursos que tiene. El otro momento es cuando Raoden llega de nuevo a la capilla y entrega la espada a Saolin. Este es el primer gran momento de victoria de la historia, y después de tantos capítulos que tratan sobre los dolores y la suciedad de Elantris, creo que Raoden y compañía se lo merecían.

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN!

¡Al día con todo lo relacionado con Brandon y el Cosmere!

ESTA WEB UTILIZA COOKIES PARA OFRECERTE LA MEJOR EXPERIENCIA