Anotaciones a las obras de Brandon: Elantris – Capítulo 02

Bien, este capítulo se lleva el premio gordo al capítulo más editado y revisado del libro. Hay otros capítulos que contienen más material nuevo, pero tan solo debido a que se añadieron completamente tras el manuscrito original. Este capítulo, el buen capítulo dos, fue el que sufrió más giros, pulidos a fondo, añadidos, y ediciones en el transcurso de los diez borradores que hice de Elantris.

Y creo que la pobre pequeña Sarene es el motivo de ello.

Mostrar spoiler

Podríais decir que causó estragos en el libro, del mismo modo en que lo hizo dentro de la historia con Hrathen, Iadon y Raoden.

[plegar]

Conforme trabajaba en la novela, Sarene adquirió un rol mucho más dominante en el argumento de lo que yo había pretendido. Quizás por el hecho de que ellas es la intermediaria entre los otros dos personajes, o quizás porque era el personaje que más me gustaba de los tres. En cualquier caso, en mi cabeza, este libro es sobre Sarene. Ella es el catalizador, la fuerza del cambio.

Mostrar spoiler

Al final, ella es la que aporta las soluciones a los problemas tanto de Raoden como de Hrathen. Ella le da a Raoden la pista que él necesita para arreglar Elantris, y ella también le aporta a Hrathen el coraje momentáneo que necesita para volverse en contra de Dilaf.

[plegar]

En cualquier caso, me he dado cuenta de que entre la gente, Sarene es el personaje que goza de menor favoritismos de los tres. Tuve muchísimos problemas en los borradores originales de este libro, ya que ella no les gustaba a muchos lectores alfa en este capítulo. Ellos pensaban que parecía demasiado seca y manipuladora. Siempre fue mi intención mostrar una parte más sensible de ella avanzada la novela, pero no tenían intenciones de llevarlo a cabo tan rápidamente como acabé haciéndolo.

La primera edición de este capítulo llegó con el añadido de la escena de “Sarene y Ashe viajan al palacio”. Este es el fragmento en que Sarene se sienta en le carruaje, pensando sobre su enfado con Raoden y su inseguridad. Ello contrarresta un poco la fuerza que percibimos en ella durante la primera escena en los muelles, completándola como personaje.

La segunda gran edición llegó en la forma de la escena de la tienda funeraria. Esto fue añadido como un cambio en el curso de una de las sugerencias de Moshe, él quería que tuviéramos una oportunidad de ver a Sarene investigando la muerte de Raoden. En los borradores originales del libro, nos parecía que la narrativa hacía que resultara muy obvio que Raoden había sido arrojado a Elantris para las personas de fuera de la ciudad. A Moshe y a mí nos parecía absurdo que la gente no se planteara la posibilidad de que Raoden no estuviera muerto. No es algo que yo quisiera, yo quería que la mayoría de la gente aceptara los hechos. Tan solo alguien tan sumamente curioso como Sarene se habría mostrado suspicaz.

Así que revisé la historia para minimizar las sospechas en torno a la muerte de Raoden. En vez de tener a Iadon celebrando un funeral con prisas (un elemento del borrador original), añadí la tienda funeraria y a Sarene atendiendo el propio funeral (entre bastidores). Estos cambios hicieron más razonable el que muy pocas personas tuvieran sospechas sobre la muerte del príncipe, por lo que hacía más plausible que la gente no creyera que había sido arrojado a Elantris.

Otros pequeños cambios a este capítulo incluyen la eliminación de una línea que todo el mundo parecía odiar salvo yo. Después de que Sarene conozca a Iadon por primera vez, Sarene murmura: “Oh, dios mío. ESTO jamás funcionará.” Todo el mundo pensaba que resultaba demasiado forzado, y que la hacía parecer muy insensible, por lo que lo cambié a “Domi Misericordioso. ¿Dónde me he metido?”. A pesar de todo, una parte de mí todavía echa de menos ahí la pequeña puntilla de Sarene.