La labor del traductor: entrevista a Manu Viciano, traductor de Arcanum Ilimitado

Yo no soy un calcador!

Si existe una profesión incomprendida y vapuleada por parte de los lectores dentro del mundo editorial, esta debe ser, probablemente la del traductor. Esa figura que habita entre las sombras, cuyo nombre pocas veces conocemos, y cuyo trabajo es a veces criticado y cuestionado sin ir más allá. Porque criticar es sencillo (nos ha pasado a todos). Pero crear, construir, dar forma a un universo y conseguir que alguien lea una novela, de manera que parezca que ha sido escrita en tu propio idioma es algo infinitamente más complicado.

Muchas veces el desconocimiento hace que se achaquen al traductor todo tipo de fallos, incluso aquellos que son meramente tipográficos dentro una novela. A veces, cuando conoces el idioma original de la novela, incluso nos estiramos de los pelos cuando leemos una palabra que nos chirría y que automáticamente pensamos “yo no lo hubiera traducido así”. Pero lo cierto es que en primer lugar, todos somos humanos. En segundo lugar, un traductor es un profesional que está aportando lo mejor de sí para que los lectores puedan disfrutar de la novela. Y para acabar, a veces tienen información que nosotros desconocemos y que le ha hecho decantarse por una palabra y no por otra.

Cuando pienso en los traductores, muchas veces me viene a la cabeza una escena de la película Persiguiendo a Amy, del director de culto Kevin Smith (Mallrats, Clerks, Dogma…), en la que durante una convención de cómics se encuentran firmando su obra un dibujante/guionista y el entintador.

 

La inestimable labor del traductor literario

Hoy queremos hablar un poco sobre la enorme labor que realizan los traductores, sin los cuales no tendríamos acceso a un sin fin de obras escritas. Para los amantes de la fantasía y la ciencia ficción, probablemente el mercado angloparlante es la meca, el origen de todas esas lecturas que nos iniciaron en el mundillo.

Un traductor es un puente maravilloso que nos conecta con mundos más allá de la barrera idiomática. Es una persona que dedica cada minuto de su trabajo a hacernos llegar una historia que ha sido escrita en un idioma que nos es ajeno, para que la leamos, y sintamos al hacerlo, que parece que ha sido escrita directamente en español (en nuestro caso).

Un traductor es una persona con una riqueza de vocabulario tal, que utiliza la palabras como los pintores pueden utilizar diferentes pinceles y pigmentos para conseguir una hermosa obra.

Hoy en día, tenemos la gran suerte de que poco a poco se nos abren nuevos mercados, estamos muy acostumbrados a los autores ingleses o norteamericanos, como el propio Brandon Sanderson, pero también empiezan a llegarnos obras traducidas del chino, de autores como Cixin Liu o Ken Liu (que son los más novedosos). Y qué decir del manga japonés, o el cómic europeo.

Por más idiomas que hablemos, siempre habrá una historia desconocida en un idioma más allá de nuestro alcance, que necesitará de un traductor para que podamos disfrutarla.

Cosmere, o la complejidad de traducir a Brandon Sanderson

El 18 de octubre salió a la venta Arcanum Ilimitado, una antología de relatos cortos del Cosmere, con historias que en su gran mayoría ven la luz en español por vez primera. Estas historias tienen lugar en diferentes sistemas del Cosmere, algunos ya conocidos como Scadrial (donde acontece Nacidos de la Bruma) o Roshar (el mundo de El Archivo de las Tormentas) entre otros, y otros que representan una novedad como Treno o Primero del Sol.

A pesar de que la extensión del libro es grande (784 páginas), pero no tanto como las últimas novelas de El Archivo de las Tormentas, a las que Brandon nos tiene acostumbrados, el proceso de traducción ha sido complejo, debido a la gran cantidad de nuevos términos que incorporar, a las revisiones, y a tener que velar por la continuidad de los mundos ya presentados en las anteriores novelas del Cosmere.

Y para conocer con más profundidad esta fascinante labor, tenemos con nosotros a Manu Viciano, el traductor de Arcanum Ilimitado, la última obra de Brandon Sanderson publicada en castellano.

Entrevista con Manu Viciano

COSMERE: Muchas gracias, Manu, por dedicarnos tu tiempo para esta entrevista. Estamos muy contentos por esta oportunidad, ya que nos parece realmente interesante poder conversar contigo sobre la labor del traductor y sobre tu experiencia con el Cosmere. Cuenta la leyenda urbana que tu carrera empezó hace mucho tiempo, gracias a Terry Pratchett. Nos han comentado que enviaste una carta indicando algunos chistes y juegos de palabras que se habían perdido en el proceso, ya que habían sido pasados por alto en algún momento, tras lo cual acabaste revisando las traducciones, y finalmente traduciendo a Pratchett tú mismo…

MANU:

COSMERE: Es posible que Terry Prachett fuera uno de los autores más complejos de traducir, debido a la cantidad de sutilezas escondidas en sus novelas, los juegos de palabras y los chistes. ¿Recuerdas alguna anécdota especial? ¿Podías contactar con Pratchett si alguna vez te surgía alguna duda? ¿Con qué te quedas, de toda esa experiencia?

MANU:

COSMERE: También has traducido la Trilogía del Mar Quebrado de Abercrombie, y nos ha parecido que tradujiste para la serie televisiva Star Trek Deep Space 9. Nos gustaría conocer un poco más tu trayectoria

MANU:

COSMERE: ¿Lector antes que traductor? ¿Cómo aterriza uno en el Cosmere?

MANU:

COSMERE: Hasta el momento, ¿cuál ha sido la novela de Brandon Sanderson que más has disfrutado leyendo? ¿Qué es lo que mas te llamó la atención?

MANU:

COSMERE: La idea de hablar contigo surgió a raíz de un debate sobre la traducción del nombre Threnody (el sistema en el que tiene lugar la historia Sombras por Silencio en los bosques del infierno) por Treno. Fue la explicación de Marina Vidal, señalando que la palabra había sido traducida de su raíz griega lo que dio el tema por zanjado. Ese debate nos llevó a reflexionar sobre la necesidad de una entrevista. Muchas veces, la mayor parte de los lectores desconocemos algunos detalles que pueden decantar la adaptación por uno u otro término, como es el presente ejemplo. ¿Cómo es el proceso de traducción en el Cosmere? ¿Difiere mucho de otras traducciones que has hecho hasta la fecha, dada la profundidad del universo?

MANU:

COSMERE: Como lectores, estamos tan acostumbrados a los anglicismos y a las palabras inventadas, que a veces se nos pasan por alto detalles como el origen de algunos nombres que provengan de otro idioma. En este tipo de situaciones querríamos saber, como traductor, ¿recibes algún tipo de anotaciones de Brandon que te ayuden durante el proceso? Y como escritor, ¿está involucrado Sanderson en el proceso?¿Puedes contactar con él en caso de duda?

MANU:

COSMERE: Mirando al futuro, nos damos cuenta de que el Cosmere en toda su extensión, podría acabar abarcando más de cuarenta (o quizá cincuenta) obras entre libros, novelas gráficas y relatos cortos. Como lectores, estamos encantados, pero desde tu perspectiva imaginamos que ello requiere una gran capacidad de planificación y organización. ¿Tienes tu propio glosario del Cosmere (y un glosario de sprens, porque empezamos a necesitarlo)? Y, si es así, ¿qué extensión tiene y cuántos términos abarca?

MANU:

COSMERE: En este sentido, sabemos que cuentas con la ayuda de Marina Vidal y de Didac de Prades, quienes velan por la continuidad de este apasionante universo de ficción, y cuyo trabajo viene a ser como el de los lectores beta de Brandon. ¿Cómo funciona este trabajo en equipo?

MANU:

COSMERE:  Muchas veces los lectores temen un cambio de traductor y el impacto que ello puede tener en las obras venideras. Ahora que cuentas en tu haber con tres libros (repasar si son tres o más) del Cosmere traducidos, ¿cómo llevas el proceso de adaptación? ¿Mantienes contacto con Manuel de los Reyes, para intercambiar información?

MANU:

COSMERE: Antes de despedirnos, queremos agradecerte de nuevo que hayas dedicado parte de tu día a responder nuestras preguntas. ¿Hay alguna cosa más que te gustaría compartir con nosotros?

MANU:

¡Nos vemos pronto! ¡Estamos todos esperando tu traducción de Oathbringer!